Descubre la cara invernal de Canadá y practica 5 actividades que te llevarán de la relajación a la descarga de adrenalina.

Escalada en hielo

Aprovecha el invierno y toma un curso de escalada en hielo durante un fin de semana. El curso tiene una duración de dos días y es impartido por profesionales que te enseñarán desde atar nudos hasta conquistar el ascenso con un hacha para hielo. En las alturas, podrás contemplar algunas de las cascadas y paredes de hielo más imponentes del planeta.

Patinaje

Imagínate patinando en una laguna congelada en medio del bosque, o bien, emprendiendo una caminata sobre un sendero bajo cero. Si este es tu objetivo, visita el cañón Johnston y admira sus pilares, que parecen de cristal. Al final del recorrido, prepárate para admirar la increíble catedral de hielo en las cascadas Upper Falls y beber chocolate caliente.

Caminata con raquetas de nieve

Si solo quieres relajarte, un paseo con raquetas de nieve es la opción ideal. Aprenderás casi al instante y disfrutarás dejar tus huellas en la nieve. Después, si quieres seguir descubriendo parajes increíbles, toma un tour a través de los caminos escondidos del Banff National Park o del Elk Island National Park.

Trineo jalado por perros

Visita los criaderos y conoce de cerca a los famosos perros que jalan trineos. Toma una breve lección con los profesionales y en poco tiempo estarás listo para guiar tu propio trineo. También puedes ponerte cómodo y gozar el paseo debajo de una cobija mientras el guía lleva las riendas.

Esquí

Deslízate por la legendaria nieve de las Rocallosas canadienses y sentirás que flotas. Basta elegir entre los complejos de esquí de Alberta, entre ellos, el Canyon Ski Resort, el más grande de la provincia al contar con 18 pistas aptas para todos los grados de dificultad.

 

Siguientes artículos

Dia-de-muertos
Pan de muerto: una mezcla cultural del Four Seasons
Por

El Four Seasons de la Ciudad de México es famoso por celebrar las fiestas patrias con orgullo y en esta ocasión presenta...