En el confinamiento, al igual que muchas personas, Faride Schroeder tuvo la sensación de que -afuera- el mundo se estaba derrumbando a pedazos con la pandemia. Las imágenes cotidianas ofrecían un panorama desolador. Fue entonces cuando comenzó a sentir la necesidad de expresar algo esencial, algo más conectado con la vida.

Guiada por su intuición y la determinación de abrir un diálogo de renacimiento social, la directora mexicana comenzó a gestar la historia que conmovió al jurado nacional e internacional de la quinta edición de Nespresso Talents, en la cual participaron 743 cineastas de 47 países: Oasis.

El filme muestra, con gran sentido estético y narrativo, la capacidad de las mujeres de traer vida al mundo en su propio hogar; en un lugar donde la confianza en su decisión, cuerpo y naturaleza crea un verdadero oasis entre el vaivén urbano y la incertidumbre colectiva.

Faride Shroeder

Foto. Cortesía.

Como cineasta y portavoz de la autonomía de la mujer, Faride ha explorado desde hace varios años diferentes temas para desvelarlos con una óptica poderosa. “Desde que comencé a profundizar en los partos humanizados descubrí que se trataba de una revolución femenina importantísima que debía difundirse para inspirar a otras mujeres”, comentó en entrevista con Forbes Life.

La también embajadora de la iniciativa Free the Work en México explicó que, a pesar de que, en el contexto actual los partos humanizados se ven como una alternativa para evitar ir a un hospital y arriesgarse a un contagio, lo cierto es que se trata de una opción sin violencia obstétrica y que respeta los tiempos de cada mujer.

“Profesionales médicas, gineco-obstetras, brindan respaldo en esta etapa a mujeres sanas con embarazos normales. En este momento histórico me pareció esencial reflejar la luz y alegría que produce un nacimiento así, y que es algo real, que está sucediendo en la Ciudad de México”, acentúo la creadora que ha recibido, como parte del premio, la invitación al Festival de Cine de Cannes 2021.

Faride Shroeder

Foto. Cortesía.

En el proceso creativo, la propia batalla de Faride por vivir al nacer queda inmersa en instantes tan íntimos y valiosos para ella, como la estrecha conexión que estableció con su madre durante el aislamiento, con quien llevaba años de no conversar con detenimiento.

Oasis vive como una pieza independiente, que tiene su propia narrativa en línea con el tema del concurso que este año fue ‘Círculo Virtuoso’. Es, además, la punta del iceberg del trabajo que ha comenzado a realizar Faride para concretar su ópera prima: “Un largometraje que narra la esencia de traer vida en las manos de las mujeres”.

Nespresso Talents, subrayó Faride, brinda plataformas de exhibición significativas y acceso a audiencias importantes, tanto en la toma de decisiones como en la validación cinematográfica. “Eso es transformador y crea la diferencia para una obra”.

El jurado internacional estuvo encabezado por Rémi Bonhomme, gerente del programa de La Semaine de la Critique, una sección lateral del Festival de Cannes dedicada a los descubrimientos. Nicolás de Celis, quien produjo Roma junto con Alfonso Cuarón, formó parte del jurado nacional.

También te puede interesar: Cinema Planeta mira al futuro con una nueva perspectiva

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Farmacos
Cuba y Reino Unido crean una empresa mixta de fármacos
Por

Su función será desarrollar y comercializar en Europa y la Mancomunidad Británica una cartera de productos biofarmacéuti...