Cuando has planeado un viaje durante mucho tiempo, o incluso si ha sido algo más espontáneo, es difícil hacer a un lado la emoción para imaginar que algo malo podría pasar. Sin embargo, en todo lugar estamos expuestos a sufrir algún percance, por lo que no está de más pensar en adquirir un seguro de viaje.

A decir de Eduardo Villegas, director general de Hir Seguros, estos percances pueden ir desde un accidente al pisar mal en una escalera, padecer una enfermedad estomacal que requiera una visita al médico, o sufrir un accidente en el auto rentado, o incluso, mientras se hace uso del transporte público, por citar algunos ejemplos. En la mayoría de los casos, no sabemos cómo reaccionar o a dónde acudir y las cosas se pueden complicar y salir de control.

“Y es precisamente para situaciones como éstas que se puede y se debe contratar un seguro de viaje. Hay que ver más allá de los aspectos relacionados con transporte, hospedaje y alimentación. La idea es que ese viaje de tus sueños no se convierta en una pesadilla debido a situaciones y gastos imprevistos. Un punto a favor de este tipo de servicios es que sean de contratación y uso amigable, pues es lo que la gente favorece hoy en día. Una app, por ejemplo”, agrega.

seguro de viaje

Si te gustan los deportes extremos, la compra de un seguro de viaje toma mayor relevancia. Foto: Jackson Hole

Algunos de los seguros de viajes que se ofertan en el mercado nacional, incluyen diferentes tipos: temporal de viajes, de cancelación, de viaje de estudios, de excursión y campamento, de viajes de aventura, de viaje de safari y caza y de esquí, entre otros.

PUBLICIDAD

El seguro de viajero puede cubrir incluso las interrupciones y cancelaciones por contingencias durante el viaje, reembolsando al usuario por gastos extraordinarios, como demoras causadas por fenómenos naturales, huelgas de aerolíneas que dejan varadas a las personas, pérdida de equipo de cómputo y robo de equipaje.

Para concluir, existen tres aspectos importantes a considerar en los seguros de viajero, de acuerdo con el Dr. Robert Hernández Martínez, académico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Primero, debemos corroborar bien los datos de la póliza en la que aparecen la información del titular del seguro, entre ellos, el periodo de vigencia, el destino de viaje del asegurado, el costo de la prima y, sobre todo, las coberturas y la suma asegurada máxima que ampara cada contingencia.

En segundo lugar, es necesario entender las condiciones generales del producto de seguro, detallando tanto coberturas como exclusiones de riesgos – o la posibilidad de cubrirlos con un costo adicional- por ejemplo, deportes extremos.

Por último, ten a la mano el certificado de asistencia de viaje, el cual resume las coberturas y los límites del seguro, proporcionando también la referencia inmediata con la red de atención mundial de la compañía. Lleva contigo este documento impreso en todo momento, al igual que lo haces con tu pasaporte, y almacénalo digitalmente.

Ten en cuenta que el costo de un seguro de viaje dependerá del destino, la edad del solicitante, la cobertura de riesgos y los servicios incluidos.

Te puede interesar: Días festivos en 2018: planifica ya tus próximas vacaciones

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Descubre el lujo de la suite Diego Rivera, en la Ciudad de México
Por

Este espacio cautiva a los amantes del arte en el hotel Presidente InterContinental Polanco.