Si bien la mayoría de las personas optan por planear una escapada fuera de su ciudad o país con mucha antelación, te compartimos algunos consejos para planear un viaje de última hora. Y es que no siempre es posible planear con mucho tiempo, o simplemente se nos puede antojar u ocurrir salir de la rutina. Por ello, entrevistamos a Ana María Favela, Head of Transportation de Expedia, quien con base en su experiencia comparte recomendaciones que te ayudarán a que ese viaje inesperado sea una experiencia amena.

1. Verifica los requisitos del país que deseas visitar: Si vas a viajar al extranjero, averigua si para ingresar a ese país necesitas visa o si tiene ciertos requerimientos en cuanto a la vigencia de tu pasaporte, que pueden ser de pocos a muchos meses como mínimo. Hay países que incluso te piden ciertas vacunas. Las páginas web de los consulados y embajadas tienen mucha información disponible, aunque también puedes llamar por teléfono si tienes dudas. Ten en cuenta que los requerimientos pueden de última hora.

2. Revisa estados de cuenta de programas de fidelidad: Pueden ser programas de aerolíneas, de tarjetas de crédito o de hoteles, por citar algunos ejemplos. Verifica qué beneficios obtienes canjeando esos puntos, esas millas. Podrían ser ascensos en vuelos, boletos de avión sin costo, noches de hospedaje en algún hotel u otros beneficios. Si al leer esto todavía no estás suscrito a este tipo de programas, es el momento de hacerlo. Nunca sabes qué tan rápido estarás acumulando puntos o sumando millas.

3. Toma en consideración ciudades y aeropuertos satelitales: Puede ser que la ciudad que deseas visitar esté muy saturada en las fechas que deseas, incluso si vas a planear algo con mucho tiempo. Hay ciudades o aeropuertos satelitales de los que puedes sacar provecho, encontrando mejores tarifas aéreas y de alojamiento, y desde donde tienes la accesibilidad de trasladarte al destino principal en poco tiempo. Ciudades como Londres y Nueva York tienen tres aeropuertos a los que puedes llegar y las tarifas aéreas pueden variar dependiendo el aeropuerto que elijas.

4. No te olvides de la temporalidad: Si no te gustan mucho las multitudes, cuidado con la temporada alta de una ciudad o de un país. Si vas en verano a ciertos destinos de playa o a Europa, será más caro llegar y hospedarte que si vas en temporada baja. Y además del costo más elevado en el transporte, los lugares de interés estarán más llenos y todo será más complicado. Identifica, de acuerdo a la temporalidad del destino que deseas visitar, las mejores fechas para tus gustos, necesidades y presupuesto.

5. Suscríbete a email blasts o email marketing: Hay empresas de la industria del turismo, como Expedia, que te pueden enviar con cierta periodicidad promociones para diferentes destinos, tanto en cuestión de transporte como de alojamiento. Puedes guardar los envíos más recientes y revisarlos de vez en cuando, sobre todo cuando tienes la espinita de realizar algún viaje con poco tiempo para planearlo. Al revisar estas promociones, podrían surgir nuevas ideas para un destino o un hotel que no habías contemplado previamente.

Te puede interesar: Cloe y Claudio Limón presentan una colección inspirada en México

6. Échale un vistazo a las redes sociales: Hoy por hoy las redes sociales pueden ser incluso más puntuales que algunos de los portales tradicionales, pues ahí te enterarás casi al instante de una buena o mala experiencia en algún destino, con alguna aerolínea, en algún hotel, etc. Cada vez son más las personas que postean cómo lo positivo y lo negativo de sus experiencias, además de tips para viajeros. No está de más revisar las redes sociales para obtener más información que te pueda servir para planear un viaje de última hora.

7. Toma en cuenta parámetros económicos: No es sano gastar más de lo que tenemos o endeudarnos más allá de nuestra capacidad de pago. Identifica y elige un destino y un viaje que esté al alcance de tu presupuesto. Define también qué tanto estás dispuesto a pagar con tu tarjeta de crédito sin que esto afecte tus finanzas. Es mejor recordar unas vacaciones por las buenas experiencias y anécdotas que por las deudas.

8. Cuidado con las letras pequeñas: Finalmente, y muy importante, pon mucha atención a las cláusulas de lo que estás comprando o contratando. “En Expedia estas no son letras chiquitas, pero hay que tener cuidado con restricciones, políticas de cancelación, cargos por cambios de fecha o nombre, etc. Es obvio que mientras menos pagas por algo, viene con más restricciones. En muchos casos, sale más caro querer realizar un cambio que empezar de cero con una reservación, o simplemente no sea posible hacer cambios o cancelaciones”, concluye.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Vive una aventura en Atacama, un oasis en el desierto chileno
Por

Uno de los lugares más áridos del mundo es también uno de los más atractivos destinos turísticos de Chile. No podrás cre...