Los científicos han perfeccionado el proceso con el que se reproducen las condiciones climatológicas en las que los diamantes crecen naturalmente hasta alcanzar los parámetros de calidad, de color y pureza, inclusive superiores a las piedras formadas por procesos geológicos y extraídas a través de métodos tradicionales que tanto debate han generado por comprometer al medio ambiente y la integridad de las comunidades inmersas en esta actividad.

Los diamantes cultivados en laboratorio no son una innovación, su desarrollo data de los años cincuenta, lo que sí representa una novedad es que cada vez más compañías de lujo opten por este tipo de piedras preciosas para crear nuevas líneas de joyería excepcionales y colecciones cimentadas en valores para la preservación de la naturaleza y del entorno social.

Guiada por la visión innovadora de su fundador para democratizar el lujo y lograr que mujeres de todo el mundo y de todas las edades accedieran a joyas llenas de “sueños” y respetuosas con el medio ambiente, Swarovski creó diamantes 100% de carbono con la misma dureza y brillantez que los geológicos, con la única diferencia de ser creados en los laboratorios de la compañía. Dado que son químicamente y físicamente idénticos, es posible distinguir los diamantes ecológicos creados por Swarovski a través de una inscripción láser visible sólo bajo un microscopio.

PUBLICIDAD

Diamantes sostenibles en joyas sutiles
En fechas recientes, la firma española de joyería David Locco, comenzó la difusión de sus colecciones para hombres y mujeres en las que utiliza diamantes “ecológicos” respaldados por la certificación oficial del Instituto Gematológico Español. Se trata de piezas, en las que la geometría forma parte esencial del diseño. Su precio oscila en función del tipo de joya y la talla, no obstante, es 40% más bajo que las joyas protagonizadas por diamantes extraídos de las minas naturales.

Las joyas con incrustaciones de diamantes ecológicos, cultivados en laboratorios, como sortijas, pendientes e incluso relojes, connotan exclusividad añadida. ¿Veremos a más compañías sumarse a esta tendencia de lujo con acento ecológico? ¿a más consumidores sumarse a ella?  Tú, ¿cuáles diamantes prefieres: los geológicos o los de cultivo asistido en laboratorio?

Te puede interesar: Amore Mio!, la manera perfecta de conseguir el sí

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Shudu Gram digital
“El mundo virtual no es diverso”: James Wilson, creador de la primera supermodelo digital
Por

Shudu Gram, primera modelo 3D, desafía (aún más) el concepto de inclusión y diversidad en el estándar de belleza femenin...