El legado de Patricia Quintana, fallecida la tarde del lunes 26 de noviembre, reclama un lugar privilegiado en la escena gastronómica nacional tras haber cumplido más de cinco décadas de ser embajadora de la cocina mexicana y de permanecer inmersa en el rescate de los ingredientes tradicionales, así como en la divulgación académica de la gastronomía nacional.

Lee más: Fallece Patricia Quintana, la reconocida chef mexicana

Sus facetas como cocinera, empresaria, investigadora y escritora, expresan su compromiso con la comida tradicional y su ardua labor en el rescate de los ingredientes de la cocina mexicana. Patricia Quintana luchó siempre por elevar a la gastronomía hasta convertirla en un símbolo de identidad nacional.

Su obra incluye un vasto compendio de creaciones literarias que abarcan tanto recetarios que rescatan las preparaciones más tradicionales de la cocina mexicana (Festín en el Mictlán; Puebla, la cocina de los Ángeles, entre otros) hasta novelas como “Polvo de Jade, la esencia del tiempo”, en la que plantea un viaje introspectivo a través del folklor nacional y las raíces de la mexicanidad.

PUBLICIDAD

Su último libro, “La Travesía”, es resultado de un viaje realizado por la cocinera en las costas de Sinaloa a bordo de barcos pesqueros, y en él destaca la importancia de los frutos del mar y la cocina del campo, fiel a su amor por la cosecha nacional.

Quintana

Polvo de Jade es la primera novela de Patricia Quintana. Foto: Amazon

Su faceta como empresaria la llevó a abrir el restaurante “Izote”, que a la postre habría de convertirse en un servicio de catering bajo el nombre “Izote va a tu casa”. También fundó la empresa Gavilla, creadora de aderezos y salsas artesanales creados con ingredientes nacionales; una compañía que a través de las redes sociales sumaba a su labor de divulgación de la cocina mexicana y la riqueza de sus ingredientes.

Los reconocimientos cosechados a través de medio siglo de carrera incluyen el título de Embajadora Culinaria de México, otorgado por la Secretaría de Turismo y la Asociación de Restaurantes de México, el premio Laurel de Oro, otorgado por la Asociación México-España, y el reconocimiento al Empresario Restaurantero del Año que otorga la Canirac.

Los máximos exponentes de la gastronomía nacional se han unido en un adiós a Patricia Quintana, entre ellos, el restaurante Nicos, a cargo de los chefs María Elena Lugo Zermeño y Gerardo Vázquez Lugo:

Enrique Olvera, a cargo del restaurante Pujol:

El chef Edgar Nuñez, de los restaurantes SUD 777 y Comedor Jacinta:

Y el chef Aquiles Chávez, entre muchos representantes más de la industria nacional e internacional.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Joy Spence
Joy Spence, la primera master blender revela el secreto de su éxito
Por

Pionera en el mundo de las bebidas espirituosas, fue la primera mujer en obtener este título de la mano del ron Appleton...

También te puede interesar