Una caja espera en la mesa de tu hogar. Al abrirla, la expectativa aumenta. Los elementos del embalaje muestran un trabajo cuidado… y de pronto, la sorpresa queda a la vista: dos vinos mexicanos y una ficha con datos que te permitirán aprender más sobre ellos para disfrutarlos al máximo. Así son las entregas de Vinario.

“El interés por el vino mexicano se encuentra en ascenso. En la actualidad, el 35% del vino que se consume en México es producido en el territorio nacional. Hay un sentido de orgullo por lo nuestro como nunca antes se había visto”, comentó entusiasmada Valentina Ortiz Monasterio, fundadora y CEO de Vinario.

Sin embargo, dijo, también es cierto que el acceso a etiquetas de calidad todavía es limitado. Aún existe, explica, la percepción de que adentrarse al mundo del vino es algo complejo. Por ello, Vinario nació con la misión de responder a estas necesidades proporcionando información práctica y útil sobre maridaje y el proceso de elaboración.

“No sólo es un club que te acerca dos veces al mes dos etiquetas de alguna de las regiones vitivinícolas del país. También te comparte las historias detrás de cada etiqueta, los anhelos del productor, del enólogo, del agricultor e incluso del terruño”, acentuó Valentina.

Las anécdotas al respecto son muy diversas y entrañables. Como la que dio vida a la serie ‘Convertible Rojo’ y ‘Convertible Rosa’, producto del sueño de Pau Pijoan. Y es que mientras algunos hombres a la mitad de su vida se comprarían un auto deportivo para añadir dinamismo a su día a día, él decidió hacer vinos sin imaginar que se convertirían en algunos de los más exitosos del Valle de Guadalupe.

O aquella otra historia que narra Valentina refiriéndose a Natalia Badán, una mujer que ha entregado su vida al negocio familiar que comenzaron su padre y su hermano. “Pasaron muchas cosas antes de que decidiera crear ‘Arrebol’, un vino rosado inspirado en el color que adquieren las nubes al atardecer. Compartir esa, su tercera etiqueta firmada con su puño y letra, ha sido un gesto muy valioso para nuestros socios”.

Te puede interesar: Atrévete a crear tu propio vino en Casa Madero

Los vinos son cuidadosamente seleccionados por un Consejo de Cata formado por expertos de sólida trayectoria. Entre ellos, el enólogo Hugo D’ Acosta, uno de los principales impulsores de la cultura del vino en México; Hans Backhoff, director general y de enología de Monte Xanic; Ludovich Anacleto, sommelier de Gran Cru en Monterrey; y Daniel Lonnberg, enólogo en jefe de Adobe Guadalupe.

De esta manera, Vinario provee una oferta distintiva y variada: desde aquellas etiquetas que representan verdaderas “joyas” por sus cualidades, producción limitada y que además son exclusivas de la plataforma, hasta tintos, blancos, rosados y espumosos que están creando tendencia, ganando certámenes en el mundo o que simplemente vale la pena probar por su destacada calidad.

La respuesta ha sido positiva. A la fecha, Vinario cuenta con 600 socios y un crecimiento constante cercano al 20% mensual. Además, en el año y medio que lleva operando la plataforma ha impulsado a 135 etiquetas procedentes de distintas regiones productoras de vino en el territorio nacional.

Vinario

Fotos. vinario.lat

“Es un club para todas las edades, pero con una visión muy joven en el sentido de proyectar que un buen vino se puede disfrutar en cualquier ocasión”, acentuó Valentina, quien es reconocida por su liderazgo e importante labor en la promoción del vino y la gastronomía de México.

La sencillez es un común denominador del esquema de membresía de Vinario. La plataforma cuenta con ecommerce y no es necesario contratar un año completo para acceder a los beneficios que ofrece. El modelo está basado en los clubes que operan desde hace tiempo en países de Europa y Estados Unidos.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Se busca al mejor pizzero de México para llevarlo a Italia
Por

Están a punto de finalizar las inscripciones para el Campeonato Mexicano de la Pizza.