El futuro del hospedaje de lujo está en altamar. ‘Anthénea’ es el nombre de un proyecto francés que quiere revolucionar la industria con su flotilla de espacios flotantes ecológicos móviles. 

Inspirado en la forma de un platillo volador, el diseño de estos espacios quiere posicionarse como idóneo del tercer milenio.

Las cápsulas flotantes están acondicionadas con amenidades de lujo y cuentan con privilegiadas vistas de 360 grados gracias a su peculiar diseño circular. Además, los futuros huéspedes tendrán la oportunidad de ver el mundo subacuático gracias a los compartimientos especiales instalados en su interior.

hospedaje de lujo flotante

Este podría ser el futuro del hospedaje de lujo o vivienda.

El proyecto es completamente francés. Jean- Michel Ducancelle, ingeniero naval, fue el creador de este sistema de naves flotantes. Inspirado en una película de James Bond, puso en marcha su proyecto para ofrecer una alternativa de vivienda en el mar.

Aunque ‘Anthénea, alcoba en el mar’ está concebida para la industria hotelera, también podría acondicionarse según el gusto de sus propietarios. Así, puede fungir como loft, spa, sala de juntas o hasta un restaurante o discoteca.

hospedaje de lujo flotante

En su interior el diseño está pensado para las necesidades de sus futuros huéspedes.

Algunos de estos espacios ya se pueden observar en altamar en el puerto de Trebeurden, en Francia, donde han destacado con su peculiar forma y color blanco que contrasta con el azul del mar. 

Tras años de estudio, este espacio tiene las características para resistir grandes oleajes, además de ser totalmente autónomo gracias a sus paneles solares, siendo un espacio completamente ecológico que no perjudica al medio ambiente. 

La suite flotante de 50 metros cuadrados cuenta además con una sala de estar con sofá, ormitorio con cama redonda, cocina, regadera, baño suministrado con agua de mar y un solario diseñado para albergar a 12 personas, mientras que su interior fácilmente puede albergar a seis de ellas.

hospedaje de lujo flotante

En un futuro próximo, este proyecto francés podría ser replicado en cualquier parte del mundo gracias a sus condiciones. No es necesario tener conocimientos en navegación, ya que el espacio es insumergible. 

Qué dices, ¿te gustaría hospedarte en un complejo similar?, o por qué no, tener tu propio espacio para llevarlo a cualquier parte del mundo para disfrutar un momento de relajación rodeado del mar.

Te puede interesar: Conoce al despacho mexicano que transformará el MoMA en una selva

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Notre Dame
Así podría lucir Notre Dame después de su reconstrucción
Por

Firmas de arquitectos han presentado sus propuestas para la reconstrucción de la Catedral de París después de ser consum...