Para los amantes del cine o bien del automovilismo de alta gama, la icónica “Diosa Verde”, un Rolls-Royce Silver Cloud II de 1960 que fue propiedad de Elizabeth Taylor durante casi dos décadas, llegará el próximo mes a la subasta de Guernsey, a realizarse en el Hotel Pierre de Nueva York.

Allí fue donde Taylor vivió con su entonces esposo Eddie Fisher y en la época cuando compró el auto, donde fue entregado originalmente desde Inglaterra.

El Rolls-Royce está en exhibición desde ayer en el frente principal del hotel y estará hasta el día de la subasta, el 6 de agosto.

La subasta es “sin reservas”, lo que significa que no hay una oferta mínima, y ​​el auto se venderá al mejor postor, contó Arlan Ettinger, presidente de Guernsey, quien afirmó a Reuters que el valor real del auto es de 700,000 dólares más el plus que le otorga haber sido el medio de transporte de la glamourosa actriz, que se estima alcanzará los 3.5 mdd.

“Cualquier cosa puede suceder en una subasta de este tipo, lo que la hace más emocionante”, dijo Ettinger.

Taylor mandó a fabricar el Rolls-Royce a medida en 1960, un año después de que ella y Fisher se casaran. El automóvil cuenta con volante a la izquierda y exteriores “verde humo” y asientos de cuero para combinar con los vestidos de color favoritos de la actriz, según Ettinger.

El auto fue enviado desde Inglaterra al Hotel Pierre en Manhattan, donde vivía la pareja, justo antes de Navidad. En 1962, cuando Taylor viajó a Roma para filmar a Cleopatra, el auto fue enviado allí para estar con ellos.

Taylor se enamoró de su coprotagonista Richard Burton mientras filmaba la película, que era la producción cinematográfica más grande presupuestada hasta ese momento. Al divorciarse de Fisher en 1964, Taylor conservó el Rolls-Royce y se quedó en su casa de Beverly Hills, según Ettinger.

El auto apareció en las portadas de muchas revistas, incluyendo Vanity Fair.

'Diosa verde'

Foto Guernsey.

Taylor anunció la venta del Rolls-Royce en The Wall Street Journal alrededor de 1979. Y Karl Kardel de Oakland, California, fanático de Elizabeth Taylor y un devoto de Rolls-Royce, compró el auto por una cantidad no revelada.

Kardel, que no estuvo disponible de inmediato para realizar comentarios, ha mantenido a la ‘Diosa verde’ durante los últimos 40 años, “manteniéndolo de manera adecuada y bella”, según Ettinger.

“El auto tuvo solo dos dueños en 60 años, eso es notable”, dijo Ettinger a The New York Post.

Además de su procedencia de propiedad, el Rolls-Royce es un hallazgo raro porque la compañía solo hizo 20 convertibles por año, de su producción de 2,000, explicó Ettinger.

Asimismo, un vestido de noche de seda Gianni Versace verde, que se vendió de la colección de Elizabeth Taylor en Christie’s por 1,375 dólares en 2011, se exhibirá junto con el Rolls-Royce.

“A diferencia de Elvis Presley, que a veces compraba un automóvil por la mañana y se lo regalaba a un amigo esa tarde, Taylor era propietaria de este automóvil durante 20 años y realmente se asoció con él”, concluyó.

Aquí podrás conocer más de la subasta de la ‘Diosa verde’.


Con información de The New York Post, Reuters & Barrons.

Lee también: México es el destino favorito del turismo internacional en Latinoamérica

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Scarlett Johansson anillo de compromiso
Esto cuesta el anillo de compromiso de Scarlett Johansson
Por

La protagonista de la próxima película de Marvel presumió el peculiar diseño en el pasado Comic Con.