El entorno natural de Chablé Resort & Spa, localizado a unos kilómetros de Mérida y distinguido el año pasado por la UNESCO como el mejor hotel del mundo, fue el escenario que eligió Lincoln para la presentación de Nautilus 2019, un nuevo SUV Premium que incorpora dos versiones del segmento de lujo inspirado en aquellos navegantes dispuestos a descubrir otros horizontes.

Con un diseño que combina el arte con la vanguardia, la nueva Nautilus tiene espacio para cinco pasajeros y consolida el lenguaje de Lincoln a través de la emblemática parrilla frontal. La redefinición de la cabina proporciona un interior amplio, que en palabras de Rosángela Guerra, directora de Lincoln México, es el más espacioso de la categoría en la segunda fila de asientos, además de un techo panorámico de doble panel.

Los asientos forrados de piel tratada con un proceso libre de cromo (que representa un menor impacto al medio ambiente) cuentan con una estructura que añade confort. Desarrollados con la opinión de cirujanos ortopédicos, los asientos de la versión Reserve proporcionan masajes lumbares con la posibilidad de elegir entre 22 posiciones para lograr una mayor personalización.

Frente al volante forrado a mano con piel Wollsdorf, se encuentra el nuevo clúster digital de 12.3 pulgadas, mientras que la pantalla táctil central es el acceso a una plataforma compatible con Apple CarPlay y Android Auto. En la parte inferior se encuentra una plataforma de carga inalámbrica oculta. Con los controles montados en el volante y los comandos de voz resulta sencillo administrar el teléfono, la navegación y el audio, el cual -por cierto- es todo un sistema conformado por 19 bocinas colocadas estratégicamente.

Lincoln

Entre las innovaciones acentuadas de Nautilus 2019, se encuentra su  transmisión automática de 8 velocidades con SelectShit que proporciona una mayor capacidad de aceleración, en tanto que las paletas de cambio al volante brindan un manejo más deportivo. También posee Lincoln Co-Pilot 360, conjunto de tecnologías de seguridad que incluyen el Sistema de Conservación de Carril, Asistencia de Pre-Colisión con Detección de Peatones y Sistema de Dirección de Volante Anti-Colisión, por citar algunas.

Nautilus Reserve integra un motor de 2.7 litros V6 GTDI que alcanza 335 caballos de fuerza y 380 lb-pie de torque. Por su parte, Nautilus Select cuenta con un motor de 2.0 litros I-4 GTDI, 245 caballos de fuerza y 275 lb-pie de torque.

Todos, atributos que tuvimos la oportunidad de comprobar en una travesía que partió de Mérida hasta llegar a la Riviera Maya, y de la que pronto daremos cuenta en la edición impresa de Forbes Life.

Te puede interesar: Probamos la Lincoln Navigator 2018, máximo lujo al volante

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Volvo XC40
Descubre qué auto ganó el premio Women’s World Car Of The Year
Por

El diseño y la seguridad fueron algunos de los aspectos que consideró el jurado formado por mujeres procedentes de 27 pa...