Una de las actividades favoritas de todo amante del vino es la posibilidad de recorrer los viñedos y vivir la experiencia de esta bebida desde un punto mucho más íntimo y cercano; los procesos de producción y la selección de uvas mientras se degusta una de las creaciones. 

No obstante, solo algunos de los viñedos de México tienen la posibilidad de realizar visitas. Es por ello que en Forbes Life decidimos seleccionar los mejores.

L.A. Cetto – Valle de Guadalupe, B.C. 

El proyecto comenzó en 1920 con Don Ángelo Cetto quien tenía un sueño: revolucionar los vinos de la región. Luis Alberto forma parte de la tercera generación y es quien hoy en día se encuentra al mando de la tradición que inició su abuelo.

En  poco tiempo han alcanzado 27 mercados internacionales y cuentan con 150 premios.

Opciones:

  • Degustación tradicional: de 4 vinos de a linea tradicional.
  • Degustación Reserva: 4 vinos de la línea Reserva Privada y Don Luis.

Casa Madero – Valle de Parras, Coahuila

En 1893 Don Evaristo Madero, abuelo de Francisco I. Madero, compra la Hacienda de San Lorenzo y manda a sus hijos y nietas a Europa para que se entrenen en el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos y brandies. Ese fue el año en que la empresa adquiere el nombre comercial de Casa Madero.

Cuentan con la bodega más antigua del continente americano y presentan instalaciones para que el visitante pueda hospedarse y recorrer los secretos de la Casa Grand, conocer la bodega y catar los mejores vinos.

Lee también: Los viñedos al rededor del mundo que también son hoteles para pasar unas vacaciones

Vinícola Toyán – San Miguel de Allende 

Toyán está localizada a 10 minutos del centro de San Miguel de Allende, su nombre es de origen náhuatl y significa “donde nace el conocimiento”. Entre sus atractivos se encuentra la cava que es la única en México en estar ubicada a 14 metros bajo tierra y tiene capacidad de albergar a 1500 personas.

Cuenta con 4 opciones de recorrido:

  • Para niños: recorrido por los campos de cultivo y actividades.
  • Recorrido 1: visita guiada por la vinícola, cata de 2 copas de vino (blanco y tinto) y degustación de quesos.
  • Recorrido 2: visita guiada por la vinícola, cata de 2 copas de vino (blanco y tinto), degustación de quesos y comida o cena (pollo o conejo orgánico).
  • Recorrido 3:  visita guiada por la vinícola, cata de 2 copas de vino (blanco y tinto), degustación de quesos y comida o cena (cordero o cerdo orgánico). 

Hacienda La Lomita – Valle de Guadalupe, B.C. 

La Hacienda se encuentra en la ruta del vino más importante del país y a 15 minutos del océano pacífico. Todos sus vinos son realizados con uvas propias, procesados y criados en la Hacienda.

Ofrecen:

  • Sala de Cata: espacio para los visitantes en el que se puede degustar las diferentes propuestas ecológicas de La Lomita.
  • Bodas: es posible realizar bodas en la Hacienda y ofrecen espacios con cascadas y jardines.
  • Trasmita: el chef Humberto Avilés lleva el comedor campestre de La Lomita presentando comida típica de Baja California.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Amazon planea una inversión en telefonía móvil
Amazon: ¿bueno para los clientes, malo para la competencia?
Por

Hace 25 años, Amazon vendió el primer libro en Internet. Lo que comenzó en un garaje, con solo unos pocos empleados, es...