En México y Latinoamérica, miles de usuarios de Netflix permanecen atentos al desarrollo de una serie que promete resolver las dudas que hay en torno a la figura de Luis Miguel, ídolo musical mexicano contemporáneo. Y la productora ejecutiva de la serie, Carla González Vargas, lo ha tenido muy presente desde el inicio del proyecto: “Sabíamos de antemano todas las preguntas que tienen sus seguidores y que, si íbamos a hacer una serie, teníamos que hacerla con todo, que no sería una serie tímida. Aquí no hay tema que no se toque”, afirma sobre la primera gran producción de Gato Grande Productions, estudio de cine y televisión que mantiene un joint venture con Metro-Goldwyn-Mayer y del cual es, a su vez, presidenta de Desarrollo. “Lo que me encanta de esta serie es tener la oportunidad de elevar la conversación en términos de lo que significa ser latino ante el mundo. Es momento ya de salirnos de las historias del narco, aunque, en su momento, fue relevante contarlas. Al final, para mí, lo que ayuda es demostrar que ser latino es mucho más de lo que la gente puede pensar allá afuera. Y, en términos de ejecución, me encanta mostrar la calidad de televisión que podemos hacer en español”, nos explica.

Al preguntarle si considera que hay igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres para alcanzar posiciones de mando en la industria del entretenimiento, afirma que son pocas mujeres las que ocupan posiciones estratégicas en este ámbito, principalmente por dos tipos de limitaciones: culturales y clasistas. “Me he topado con ambas y he decidido no hacerles caso. Creo que, en gran medida, son limitantes mentales que nosotras mismas nos hemos puesto, y esa labor de cambio tiene que ser una labor interna, de nosotras”, admite. “Sí hay prejuicios y, a veces, necesitas tener un carácter fuerte para defender tu territorio, pero soy una firme creyente de que, al final, lo que más habla por uno mismo son las horas de trabajo y la pasión que pones en él; eso te permite ganar respeto a tu alrededor”. Y agrega: “Creo firmemente que, al final, las oportunidades hay que creárselas uno solo, no importa si eres hombre o mujer; uno tiene que buscar la oportunidad y el espacio para demostrar de lo que es capaz. Nunca he dejado que el ser mujer me limite o ayude”.

Al referirse al proyecto de sus sueños, la productora mexicana afirma que ya lo está cocinando, y consiste en cruzar la frontera del idioma y hacer series suficientemente atractivas como para que se interese el mercado anglosajón; que sean bilingües en naturaleza y que demuestren la riqueza y complejidad cultural que, actualmente, implica el ser latino.

Luis Miguel la serie


La audiencia ya es global gracias al streaming, Y ve contenidos en cualquier idioma. Hoy, lo que importa es la historia: Carla González Vargas. Foto: JC Olivera/Getty Images.

El armado del rompecabezas

PUBLICIDAD

Carla González explica que, como productora ejecutiva, tiene la responsabilidad de llevar la supervisión de la historia entera: “Mi labor era tener en mente la historia de los 13 episodios, porque es como hacer un rompecabezas donde cada pieza es una escena y debe encajar de manera coherente al final”. Sus tareas también implican mantener el tono de la historia, tomar las decisiones finales de postproducción, llevar la relación con los clientes (en este caso, Netflix y Telemundo), así como coordinar los trabajos con Metro-Goldwyn-Mayer. “Todo lo hice en colaboración con Pablo Cruz, un experimentado productor cuya ayuda fue indispensable en el proyecto, así como con Miguel Alemán y Antonio Cue (socios de Gato Grande Productions) y Humberto Hinojosa, director de la serie. Todos fueron piezas clave”.

Te puede interesar: Las 100 Mujeres Más Poderosas en México – II

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Netflix series
Las mejores series de Netflix en el primer semestre de 2018, ¡tienes que verlas!
Por

Actuaciones espectaculares, guiones originales y temáticas actuales. Por esto y más, son las series más comentadas del p...