Hace un tiempo que ahora se siente como varios siglos, el DJ alemán Claptone se encontraba en Francia, cuando recibió la icónica máscara que durante su carrera ha mantenido su identidad oculta del público. “Tienes que utilizarla por el resto de tu vida,” le dijo esta persona, y eso hizo exactamente.

De estilo veneciano, que recuerda a los doctores de la plaga, la máscara mantiene el enigma detrás de uno de los mayores exponentes de música electrónica deep house. En entrevista para Forbes Life, Claptone compartió algunos de sus proyectos más recientes, y su visión de un mundo post-pandemia en la industria musical, tras el éxito de la primera edición digital de Tomorrowland Around The World, donde se presentó sobre el escenario Freedom.

El éxito de su reciente colaboración con Mylo en un remix del clásico ‘Drop The Pressure’ marca un verano lleno de proyectos, entre los que figura la creación de un nuevo álbum, del que dará a conocer más detalles en los próximos meses.

¿En qué has estado trabajando durante la cuarentena?

Honestamente me imaginaba un verano completamente diferente. Por el coronavirus, como todo el mundo, tuve que permanecer en casa. Tengo un estudio aquí, así que he estado trabajando en mucha música, pero aún así encuentro que hay demasiado tiempo porque normalmente tengo muchísimos shows en ésta época del año.

Una forma que encontré de seguir no sólo haciendo música sino conectando con mis fans es compartir con ellos otra de mis pasiones: ser el chef en mi propia cocina. Así inicié la serie de Quarantine Canteen, donde intento conectar con los países de mi público y sus platillos, cosas que fácilmente puedan recrear en sus propios hogares.

Además has estado visitando el circo y produciendo shows muy únicos desde allí, ¿de dónde surgió esta inquietud de acercarte a este tipo de espectáculo?

Siendo DJ, a veces es fácil olvidar cómo es quedarse en casa, especialmente después de un año en gira. Ahora, con la pandemia, ésta no es la única profesión gravemente afectada. Los circos viajan y hacen sus presentaciones que en este momento es simplemente imposible, como lo es para los conciertos. Así que me puse a buscar, y hay un circo cerca de mi hogar en Berlín. Me acerqué con ellos y les ofrecí hacer esta colaboración para apoyarlos económicamente con 12 episodios en vivo, llevando la alegría del circo a los hogares y al mismo tiempo ayudando. ¡Los animales del circo deben comer!

Nos contabas que esta máscara llego a tu vida hace muchos años, ¿Has encontrado algún significado especial detrás de ella relacionado a tu música? 

Creo que la belleza de una máscara es que yo no le he dado un significado. Se convirtió en parte de mi show, pero las personas pueden leer algo sobre ella cuando me ven sobre el escenario y darle significado. Pueden ser tantas cosas: el oro como tesoro, o una referencia al hip hop, una protección…

El misterio detrás de tu identidad y el mantenerla secreta, ¿fue una decisión que llegó junto con la máscara?

El hecho de utilizar una máscara, las personas siempre querrán ver lo que esconde. Para mí, este es el acercamiento incorrecto porque es parte de la magia. No me interesa saber cómo es su cara, disfruto sus personajes.

De esta forma, mis fans no relacionan mi música con mi vida personal. A veces, cuando vemos ese lado de los artistas, es un distractor. Sacando mi persona detrás de la máscara de la ecuación, mi audiencia puede concentrarse en la música, y esto me da más libertad de experimentar.

Claptone

Foto: Cortesía.

¿Cómo ha evolucionado tu sonido desde tu primer álbum hasta ahora?

Siento que, especialmente en el ‘dance music’, no me veo a mí mismo escuchando los álbumes solamente dentro de esa categoría. Tiene esa influencia porque soy DJ, y toco para grandes audiencias. Es un género que cambia constantemente, muy receptivo de nuevos sonidos e ideas, con transformaciones radicales.

Cuando escuchas mis primeros dos discos, puedes notar que soy yo y siempre hay una relación. Creo que el cambio más grande hacia lo que produzco ahora es que está más centrado en las vocales, y el tempo definitivamente ha cambiado. Hay que adaptarse, sin sacrificar aquello que nos caracteriza.

Al principio de mi carrera tocaba música más lenta, profunda e instrumental. Conforme fui creciendo hacia escenarios más grandes en festivales, a diferencia de clubes pequeños, sube el tempo y cambia el alma de la música. Se vuelve más energética, y definitivamente más corta, porque el tiempo de atención del público ha cambiado. Pero me siento muy contento con lo que hago hoy, y lo que hacía hace nueve años.

¿Cómo crees que eventos digitales como Tomorrowland Around The World vayan a cambiar la forma en que opera la industria del entretenimiento?

Es difícil saberlo. Definitivamente puso sobre la mesa algo que nadie había visto antes y de lo que quisieron ser parte. Creo que podría convertirse en una adición al festival real, sin reemplazarlo, porque todos extrañamos los conciertos y estar con nuestros amigos.

También te puede interesar:

Radar Musical | Los mejores lanzamientos en lo que va del 2020

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Beyoncé
Beyoncé convence a la crítica con “Black is King”
Por

Beyoncé presentó este viernes en la plataforma Disney+ "Black is King", un "álbum visual" inspirado en la historia de "T...