El estrés cotidiano repercute directamente en tu rutina de sueño, ocasionando, algunas veces, la aparición del frustrante insomnio, un trastorno que altera tu estilo de vida ocasionando que no rindas al máximo a falta de energía. En ocasiones, este padecimiento es difícil de erradicar, sin embargo, existe una técnica militar que promete, en dos minutos, hacerte dormir plácidamente.

El origen de esta técnica, que es usada por los militares de Estados Unidos, nace en el libro de los años 80 titulado “Relax and Win: Championship Performance”, el cual menciona consejos para mejorar el rendimiento deportivo y reducir lesiones en los deportistas antes de sus competencias.

En los capítulos del libro se menciona también la técnica para relajarse y poder conciliar el sueño en 120 segundos con éxito asegurado tras seis semanas de práctica. Al seguir una serie de sencillos pasos que serán explicados a continuación, podrás comprobar la eficacia del método y terminar de una vez por todas con el insomnio.

En primer lugar se recomienda que relajes todos los músculos alrededor de la cara, desde lengua, mandíbula y los que se encuentran alrededor de los ojos; siguiendo con la relajación, se recomienda dejar caer los hombros lo más bajo posible para continuar relajando ambos brazos; inhala y exhala, así tu pecho será el próximo en relajarse, y para terminar, continúa con las piernas, los muslos y las pantorrillas.

PUBLICIDAD

Aclarando tu mente por 10 segundos, el autor del libro, Lloyd Bid Winter, sugiere explorar tres escenarios mentales:

  • Imagina que estás recostado en una canoa en un lago en calma, con nada más que el cielo azul sobre ti.
  • Imagina que estás acurrucado en una hamaca de terciopelo negro en una habitación completamente oscura.
  • Repite la frase “no pienses, no pienses, no pienses”, consecutivamente durante diez segundos.

Lee más: ¿No puedes dormir? Cinco hábitos para conciliar el sueño fácilmente

Estos sencillos pasos harán que tu rutina de sueño regrese con toda normalidad. Pero recuerda: deberás dominar la técnica en unas semanas para que después te sea más fácil conciliar el sueño.

No pierdes nada con intentarlo, quienes lo han practicado dicen haber mejorado gradualmente su capacidad para dormir en forma definitiva.

Te puede interesar: Adiós al jet lag: tratamientos de spa sólo para viajeros

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Sal
La Catedral de Sal alberga un nuevo espacio enfocado al bienestar
Por

El spa se localiza al norte de Bogotá a 200 metros de profundidad en el santuario de la mina Zipaquirá, que se distingue...