Las emociones comienzan al encontrarnos de frente al histórico 904 Carrera GTS. Tras escuchar el rugir de los motores de su versión más evolucionada, el Porsche 718 Cayman GTS 4.0, cada instante se convierte en adrenalina pura.

Testigo de legendarias victorias del automovilismo internacional, como la primera del brasileño Ayrton Senna y la segunda de la F1 alcanzada por Michael Schumacher, el Circuito de Estoril en Portugal ha sido dispuesto para mostrarnos de lo que es capaz uno de los modelos más apasionantes de la familia Porsche GTS.

Porsche 904 Carrera GTS

El legendario Porsche 904 Carrera GTS de 1963. Foto. Forbes Life Latam,

Ello no sin antes recordar que la insignia GTS “Gran Turismo Sport” se remonta a un largo camino en la historia de Porsche. Antecedido por una década de adaptaciones, el pequeño 904 Carrera GTS de 1963 se transformó en el legendario parteaguas: un automóvil de carreras con las comodidades suficientes para permitir su conducción en carretera.

Aunque no es un auto de carreras, el Porsche 718 Cayman GTS 4.0 comparte rasgos de ADN elemental con ese 904 original. Es decir, un rendimiento digno de la pista y una experiencia de conducción excepcional con un elegante acabado interior y los niveles de equipamiento de un Gran Turismo.

Porsche 718 Cayman GTS 4.0

Despliegue Porsche 718 Cayman GTS 4.0 en el Circuito de Estoril en Portugal. Foto. Forbes Life Latam.

El nuevo biplaza recibe su fuerza del motor atmosférico de cuatro litros y seis cilindros con una potencia de 294 kW (400 CV). En combinación con el cambio de marchas de seis velocidades manual y el sistema de escape deportivo se consigue un despliegue de potencia extraordinario. El sprint inicial de 0 a 100 km/h se logra en 4.5 segundos y la velocidad máxima que alcanza el auto es de hasta 293 km/hr.

También te puede interesar: Porsche y Boeing, a la vanguardia del auto volador de lujo (y eléctrico)

Con su manejo especialmente preciso, su gran agilidad en el giro y su comportamiento dócil en las curvas, el chasis promete igualmente una experiencia de conducción emocional. Combina la tensión deportiva con el confort de suspensión apto para el uso diario. El chasis deportivo Porsche Active Suspension Management (PASM) forma parte del equipamiento de serie.

Su labio de spoiler y la toma de aire completamente de color oscuro, así como sus faros bi-xenón con luces delanteras oscurecidas aportan al diseño exterior del Porsche 718 Cayman GTS 4.0 un aspecto evolucionado.

Porsche 718 Cayman GTS 4.0

Con el paquete opcional entra en juego un color adicional a elegir que acentúan la esfera del cuentarrevoluciones. Foto. Porsche.

En el interior, los elementos de diseño de contraste en negro y el equipamiento de Alcantara® oscuro marcan acentos singulares del GTS. En el 718 Cayman GTS 4.0 se utiliza, además, para revestir los montantes A y el techo interior. Con el paquete opcional entra en juego un color adicional a elegir: Rojo carmín o Tiza. Con ese detalle extra se acentúan la esfera del cuentarrevoluciones, los cinturones de seguridad y todas las costuras decorativas. Lo mismo que el emblema GTS bordado en los reposacabezas y el logotipo Porsche en las alfombrillas con ribete negro.

Así, el alma de los íconos deportivos trasciende en un modelo de avanzada con una presencia marcadamente exclusiva.

Te puede interesar: El Audi 80 Cabriolet de ‘Lady Di’ sale a subasta

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

5 cosas que no sabías del Salón del Automóvil de Ginebra
Por

Pese a la ausencia de algunas marcas, el evento en Suiza promete ser tan espectacular como en ediciones anteriores al mo...