Si piensas que con tener nervios de acero y buenos reflejos para conducir un automóvil a gran velocidad es suficiente para ser piloto en Nascar, uno de los circuitos profesionales de mayor competitividad en el mundo, debes saber que no es así. El piloto Hugo Oliveras, con más de 20 años de experiencia en el automovilismo, te dice por qué.

“Ninguna persona que crea tener buenas habilidades para conducir en la calle o en la carretera puede aspirar a competir en Nascar porque se requiere de preparación, experiencia y trayectoria”, subraya de manera radical el cuarto lugar de la NASCAR PEAK México Series 2018. Por lo que todo aspirante a piloto profesional de este nivel debe seguir estos consejos:

piloto Nascar

El piloto Hugo Oliveras tiene más de 20 años de experiencia en el automovilismo y te comparte sus secretos.

1.Trayectoria e instinto

Mientras más joven comienza un piloto en la disciplina, mejor control tendrá en futuros encuentros competitivos, de ahí que la mayoría de los profesionales que hoy están detrás del volante en los circuitos Nascar alrededor del mundo comenzaron a entrenar desde pequeños en las pistas de go-karts.

PUBLICIDAD

Los pilotos con el tiempo desarrollan sus habilidades para graduarse en competencias junior y juveniles, para, después, alcanzar circuitos regionales, nacionales e internacionales en pistas más difíciles y con contrincantes más serios; una experiencia que afina sus reflejos y mejora su instinto como conductor.

2. Acondicionamiento físico

Entre más sano y preparado esté el piloto para enfrentar el calor, la gravedad y el desgaste de correr durante 90 minutos a un promedio de 220 kilómetros por hora y a casi 60 grados de temperatura dentro del coche, mejor será su rendimiento y concentración en la carrera.

La alimentación también es decisiva: entre más ligero sea el piloto, mejor será el rendimiento del automóvil en las pistas.

Los ingenieros del equipo planifican la masa idónea del automóvil para cada carrera en la que cada cada kilo del piloto cuenta para conseguir el rendimiento perfecto del vehículo.

3. Preparación técnica

Debido a las condiciones extremas a las que se expone un automóvil en un circuito competitivo Nascar, los miembros del crew deben poner atención hasta en el mínimo detalle del automóvil. Sin embargo, también entra en juego la experiencia del piloto para diagnosticar las condiciones de su auto.

En caso de avería o sospecha, el corredor se comunica de inmediato con su equipo de especialistas para reparar, reforzar o perfeccionar el funcionamiento del automóvil durante segundos valiosos en el pit.

Razones suficientes para admirar a los pilotos profesionales y reconocer su talento para adentrarse en los detalles de los motores y de las pistas con miras a alcanzar un lugar en el podio de las siguientes NASCAR PEAK México Series 2018.

Te puede interesar: Fórmula 1, la historia del origen de una tradición 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Sergio Pérez, Gran Premio de México
Sergio Pérez, orgullo tapatío en el Gran Premio de México
Por

El Checo Pérez es la carta fuerte de México de cara al 28 de octubre.