La CDMX ofrece una carta muy amplia de lugares para distraerse, para tomar alguna copa o un muy buen cóctel, tener una charla con café o bien, para los paladares exigentes un excelente lugar para comer. Las terrazas y los edificios históricos se han vuelto recintos que aguardan a la gastronomía mexicana y el Centro Histórico de la capital es el lugar idóneo para degustar los placeres de la comida en los mejores restaurantes.

El Centro Histórico de la Ciudad de México, como su nombre lo dice aguarda historia, leyendas, cultura y, sobre todo, los mejores lugares para descubrir a México desde sus terrazas o sus edificios inundados en balcones de época, con estructuras que nos remontan a nuestros antepasados. Aquí se vive la magia de la cultura gastronómica mexicana en los restaurantes del centro que se deben probar al menos una vez.

Testal
Dirección: Dolores 16, Colonia Centro, Centro, 06000 Ciudad de México, CDMX.

Este es uno de los restaurantes más especializados en cocina mexicana de origen, ofreciendo lo más selecto y tradicional de la alta cocina. Nace de la inspiración culinaria mexicana con el objetivo de enaltecer cada uno de sus sabores desde su origen. Ocupan los ingredientes que destacan por ser los mejores y más representativos del país y los ofrecen en platillos con un diseño que derretirán a cualquiera con un amplio y vasto menú.

Entre las recomendaciones de Forbes Life, no pueden dejar pasar el chicharrón de pescado, pollo en mole de zarzamora o una pechuga de pavo en salsa de piñón. También está el pecho de ternera al horno o el borrego tatemado, no sin antes mencionar los chiles en nogada.

 

Limosneros
Dirección: Ignacio Allende 3, Centro Histórico, Centro, 06010 Ciudad de México, CDMX.

Una referencia gastronómica mexicana sin duda es Limosneros, es un destino obligado en el Centro Histórico. Entre otros restaurantes, destaca por ofrecer ingredientes y técnicas tradicionales de México con un toque contemporáneo. Se encuentra ubicado en La Casona, un lugar que resume historia y leyenda en el corazón del Centro. Limosneros está inmerso en una edificación heredera de una antigua rúa de tierra. Sus chefs Marcos Fulcheri y Carlo Meléndez son los indicados para darle al menú un giro de lo tradicional con lo contemporáneo.

PUBLICIDAD

Entre las delicias que sugerimos para irse con el mejor sabor de boca es el taco de birria con borrego y caldo, hongos de temporada acompañados de tomates de milpa y chilacayote. Tampoco se pueden ir sin probar los mariscos que incluyen calamar, jaiba suave, camarón y pulpo y, por último, el hueso T, éste es un corte de res con 28 días de añejamiento que va acompañado con una salsa de pato, papas y camote.

Los Girasoles
Dirección: Calle Xicotencatl No. 1, Cuauhtemoc, Centro, 06000 Ciudad de México, CDMX.

Si se pretende visitar el Centro Histórico de la CDMX se debe probar una cocina tradicional mexicana y Los Girasoles son la mejor opción, este restaurante está ubicado en la Plaza Tolsá frente al Palacio de Minería. Este es un recinto gastronómico que busca prevalecer las tradiciones mexicanas cuidando tanto las recetas como los platillos tradicionales, aquí se vive un ambiente ciento por ciento familiar y cuenta con los platillos más representativos de los mejores estilos gastronómicos del país que resaltan desde el norte hasta el sur de México.

No se deben perder la cazuelita de tuétano con tequila y pollo en pipián verde, pescado de huachinango al huazontle, quesadillas azules rellenas de flor de calabaza servidas en un tradicional mini-anafre, la imperdible ensalada de arándanos con mandarina, cacahuate el toque secreto de la casa y por último, el postre hecho con pétalos de rosa (éste era el favorito de la emperatriz Carlota).

Azul Histórico
Dirección: Calle Isabel la Católica #30, Centro, 06000 Cuauhtémoc, CDMX.

Hace casi 14 años surge la primera apertura de estos restaurantes “Azul” que ofrecen cocina de autor, pero lo mejor de esto es que se han colocado muchos platillos tradicionales mexicanos que casi nadie conocía, entre los más famosos están el pescado de tikin xic, el salpicón al venado, mole negro y pipián blanco. El objetivo del chef Ricardo Muñoz Zurita, es acercar la gran cocina mexicana a un mayor público.

Para los amantes de lo exótico recomendamos como entrada la cazuelita de escamoles salteados con epazote, servidos con guacamole y tortilla de maíz, como plato fuerte las enchiladas de mole negro que lo hacen lo más apegado a las tradiciones oaxaqueñas y como postre un tamalito de chocolate, una exquisitez que se derrite en el paladar.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Qué hacer 72 horas en… Los Cabos
Por

Termina el verano, pero el soleado y cálido clima de Los Cabos continúa en este destino paradisíaco ubicado entre el Mar...