Hablar de tequila es hablar de México. Esta peculiar bebida que nace del agave azul se ha arraigado como parte de la identidad del mexicano, la cual cuenta con denominación de origen, lo que significa que en sólo ciertas partes del país puede ser producido, siendo el estado de Jalisco quien encabeza la lista en producción, aunque Nayarit, Guanajuato Michoacán y Tamaulipas también tienen participación.

Muchos mitos envuelven al consumo del tequila, haciendo difícil el reconocer un buen producto. Por ello conversamos con Rodrigo Chávez, embajador del tequila Reserva Familia de José Cuervo, quien nos compartió algunos puntos a considerar para tomar tequila.

Acercamiento básico: vista, olfato y gusto. Los sentidos formarán parte de un primer acercamiento al catar tequila, tal vez no seamos expertos, pero sabremos, con base en ellos, reconocer qué elementos  no tienen cabida en una buena etiqueta; desde reconocer cuando un tequila no tiene buena vista, hasta por medio del olfato reconocer aromas que hayan contaminado la bebida – como el olor a plástico, gasolina o a quemado- de ser así esta bebida estaría contaminada y no podría considerarse como un tequila de calidad.

Mito: entre más huele a alcohol, es mejor. Esta apreciación es errónea porque el tequila, como muchas otras bebidas alcohólicas desprende diversas notas, las cuales pueden ser variadas según la marca o estilo, por lo cual debe haber un equilibrio. Recordemos que existen varios tipos: blanco, plata y reposado, entre otros, y cada uno mantendrá sus notas de cata acordes a su proceso. Aunque claro, el cuerpo del tequila también se conforma de una gran cantidad de alcohol que puede variar hasta alcanzar 40 grados.

PUBLICIDAD

¿Solo o mezclado? Es sin duda una de las interrogantes que han envuelto al tequila. Muchos puristas de la bebida dirán que es una aberración mezclarlo, pero también debemos reconocer el tipo de tequila que adquirimos. Rodrigo Chávez no descarta la posibilidad de mezclarlo, pero siempre con el sustento de una buena mixología.

Tequila

Foto: José Cuervo.

“En México se hace buena mixología, lo que permite que el tequila pueda rescatar sus notas al momento de mezclarse, porque claro, tampoco vas a mezclarlo con el refresco de la tienda de la esquina”, afirmó. Agregó que el tequila blanco tiene las propiedades requeridas para adaptarse a una posible mezcla.

¿Es recomendable tomarlo frío? Las partículas de alcohol se ven afectadas con el cambio de temperatura, por lo cual es recomendado no enfriarlo, aunque existen algunas variedades que se adaptan a estas temperaturas, como el blanco, que se considera la variedad más versátil. Para etiquetas como reposado y extra añejo es mejor que éstas se mantengan a temperatura ambiente para no afectar su sabor.

Maridajes con gastronomía. “Es difícil, pero no imposible”, mencionó el embajador Rodrigo Chávez. Sus propiedades hacen complicado encontrar un maridaje, pero si se analizan las notas de las etiquetas pueden combinarse con algunos productos de la cocina y evadiendo otros que sólo cortarían el alcohol y el sabor. El Reserva Familia de José Cuervo, por ejemplo, se adapta a algunos productos; el platino queda perfecto con alguna tostada de mariscos, el reposado con un lechón, evitando el picante, y el extra añejo puede ser el compañero perfecto de un postre, como un macarrón con caramelo y café.

Te puede interesar: Top 10: restaurantes para comer chile en nogada en Puebla

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Mezcal
¿Fan del mezcal? aprende a disfrutar la bebida del momento
Por

Esta bebida ancestral ha ganado popularidad tanto en México como en el extranjero; descubre cómo disfrutarla aún más....