Con ingeniería 100% mexicana, VUHL sigue posicionándose en el mundo como uno de los autos superdeportivos de lujo más innovadores. Está desarrollado con tecnología aeroespacial, posee un diseño estructural optimizado y un potente motor que aportan un dinamismo excepcional.

“Todo el chasis, es decir, la estructura del auto es de aluminio extruido, igual que un avión, y la carrocería del auto que vemos expuesta es de fibra de carbono. Utiliza un motor Ford EcoBoots de última generación que puede llegar a alcanzar los 300 caballos de fuerza”, detalló Iker Echeverria, director técnico y cofundador de VUHL.

Estas características hacen de VUHL un vehículo poderoso y sumamente ligero (695 kg en modelo 05 y 640 kg en el 05RR) frente a los mil kilos o más que llegan a pesar en promedio los autos de carreras. Además de ofrecer un paquete de tornillos de titanio para reducir el peso total del automóvil en 4.5 kg, al tiempo que mejora la apariencia tanto del interior como el exterior.

VUHL el super deportivo mexicano

Foto. Forbes Life Latam

“La genética del coche procede de las pistas de competencia y ha obtenido récords mundiales. Sin embargo, cumple con homologaciones nacionales e internacionales para que pueda transitar en vialidades urbanas y carreteras. Esto a diferencia de los autos de carreras que deben trasladarse en remolques”, precisó Iker en entrevista con Forbes Life Latam.

También te puede interesar: Mercedes Benz Clase A, el sedán que enaltece la ingeniería mexicana

VUHL cuenta con cinco distribuidores a nivel mundial, principalmente en Estados Unidos, el cual representa su mercado más importante, además de Europa. Para continuar fortaleciendo su presencia global, la marca se sumó al portafolio de Grand Chelem, el grupo automotriz con sede en la Ciudad de México especializado en autos exóticos, de lujo y superdeportivos.

VUHL el super deportivo mexicano

VUHL estuvo presente en Race of Champions. Foto: Forbes Life Latam

Iker, quien junto con su hermano Guillermo fundó VUHL en el 2008 explicó que en la planta localizada en Querétaro se producen de 20 a 25 autos al año, lo que se traduce en dos autos al mes. “Cada coche se hace a especificación del cliente. No hay uno igual a otro. Tenemos un tiempo de entrega de cinco meses y mantenemos una estrecha comunicación con el cliente para trabajar en la configuración de los componentes”.

Explicó que el objetivo es mantener este promedio de producción y el estatus de VUHL como una marca boutique. “Somos una firma mexicana, con capital mexicano que va viento en popa. Ya tenemos unidades vendidas prácticamente un año adelante”, refirió emocionado Iker. El precio parte de los 130 mil dólares y puede llegar a los 200 mil dólares dependiendo la configuración.

VUHL super deportivo de lujo

De derecha a izquierda, Iker Echeverría, Benito Guerra y Guillermo Echeverría. Foto. Forbes Life Latam

Benito Guerra,”Campeón de Campeones” del evento internacional de automovilismo Race of Champions, es embajador de VUHL. En el marco de la presentación de la marca en Grand Chelem, anunció que a título personal se ha propuesto a romper en el 2020 el récord de velocidad del Autódromo Hermanos Rodríguez a bordo del auto que “orgullosamente se produce en México, así que hay mucho trabajo por hacer para enfrentar a las escuderías europeas”, concluyó.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

La Comisión de Igualdad de Género busca prohibir los concursos de belleza
Por

La instancia legislativa considera estos certámenes como “violencia simbólica” ya que exhiben a las mujeres bajo estereo...