Poco después de que Donald Trump amenazara con prohibir TikTok el fin de semana pasado, Addison Rae Easterling, de 19 años, hizo lo que mejor sabe hacer. Publicó un video breve imaginando su vida sin la popular red social: Regresaría a la Louisiana State University, donde el año pasado comenzó a estudiar periodismo de difusión. 

Pero Easterling no es una más de los millones de adolescentes que se divierten publicando videos de bailes graciosos en la plataforma china. Es una de las estrellas con los mayores ingresos, estimados en 5 millones de dólares el año pasado, gracias a sus 54.1 millones de seguidores, su nueva línea de maquillaje (Item Beauty) y contratos con American Eagle y Spotify. “Gracias a TikTok logré llegar a donde estoy”, dijo Easterling. 

Mientras el destino de la propiedad de TikTok es poco claro, hay una cosa cierta: pocas personas le han sacado más provecho a la plataforma de videos que Addison Rae y las otras seis jóvenes celebridades que aparecen en la primera lista de Forbes de las estrellas mejor pagadas de TikTok. Estos creadores de contenido viral, todos ellos con ingresos mínimos de un millón de dólares en los últimos doce meses antes de junio, apenas comenzaron a monetizar su fama, principalmente por medio de ventas de mercancía con su branding personal y contenido patrocinado por marcas como Sony, Chipotle y Revlon

1. Addison Rae Easterling: 5 millones de dólares

Hace un año, Easterling apenas comenzaba a acostumbrarse a su vida en LSU y a hacer TikToks coreografiados, inspirados en su infancia como bailarina competitiva. Para el otoño ya tenía un millón de fans (recuerda que la fecha exacta fue el 27 de octubre), y la reconocían por todo el campus: “La gente gritaba mi nombre mientras caminaba a clase, y eso me voló la mente”, recordó Easterling. Adolescentes más jóvenes le pedían fotos con ella en los juegos de futbol americano de LSU. 

Aquel otoño publicó sus primeros videos con contenido patrocinado por Fashion Nova, una tienda de ropa en línea para mujeres, y en diciembre, dejó la escuela para mudarse a Los Angeles para perseguir una vida como celebridad de tiempo completo. Ahí, se hizo amiga de un grupo de estrellas de TikTok y ayudó a formar Hype House, un colectivo de creadores de contenido, que elevó más su perfil. Y las oportunidades de negocio comenzaron a llegar. Al principio tuvo los típicos contratros para hacer su propia mercancía con marcas como Reebok y la relojera Daniel Wellington. En conjunto, estas dos fuentes de ingreso significaron dos tercios de sus ingresos estimados. 

En julio, se convirtió en la principal vocera global de American Eagle, papel que difundirá su imagen tanto en medios digitales y televisivos como en posters impresos para la marca de ropa de adolescentes. Ese mismo mes comenzó un podcast semanal en Spotify con su mamá, Sheri Nicole, llamado Mama Knows Best. (“Queríamos romper algunas barreras y tener conversaciones que incomodarían a la mayoría de los chicos y a sus padres”). Su línea de maquillaje, Item Beauty, operación en conjunto con Madeby, startup de belleza, lanzará sus primeros productos en línea la próxima semana, incluyendo un polvo bronceador, sombra para los ojos, polvo iluminador, y la pieza de resistencia, Lash Snack, con un precio de 14 dólares. “Es máscara”, explicó Easterling. “Tiene aceite de ricino, por eso es un premio para tus pesteñas”. 

2. Charli D’Amelio: 4 millones de dólares

Después de publicar en TikTok por primera vez en junio de 2019, su serie de videos de baile se hizo viral durante el verano y el otoño. Poco tiempo después, la cantante Bebe Rexha invitó a Charli a acompañarla para abrir el concierto de los Jonas Brothers en el Barclay Center de Brooklyn. 

Todo pasó muy rápido desde entonces. Dejó Norwalk, Connecticut, su ciudad natal, para mudarse a LA. Fue una estrella invitada en The Tonight Show Starring Jimmy Fallon. Hizo una crónica de su aventura en la Paris Fashion Week para Prada en su TikTok. Llegó a acuerdos de patrocinio con compañías como EOS cosmetics y apareció en un comercial del Super Bowl para la marca de hummus Sabra. Ella y su hermana Dixie (tercer lugar de la lista) colaboran frecuentemente en videos con Hype House, y hace poco anunciaron que serán las nuevas caras de Hollister. Apenas en mayo, Charli cumplió 16. Ella celebró el momento como lo haría cualquier jóven influencer: añadió a su línea de ropa personalizada una hoodie, de edición limitada, con un precio de 60 dólares, adornada con una ilustración de ella usando lentes y un sombrero de cumpleaños.  

3. Dixie D’Amelio: 2.9 millones de dólares

Como hermana mayor de Charli D’Amelio (No. 2), la fama de Dixie está completamente entrelazada con la de su hermana. Ambas dejaron su casa para mudarse a Los Ángeles. Intercambian apariciones en sus videos de TikTok, donde Dixie tiene 32 millones de seguidores. Y en los últimos meses, las D’Amelio firmaron contratos en conjunto con la marca de ropa Hollister, y Morphe, una compañía de cosméticos. Mientras tanto, Dixie ha lanzado su carrera en la industria musical, después de lanzar “Be Happy”, su primer sencillo, en junio. La canción ha acumulado 58 millones de reproducciones, y el día de su lanzamiento, se convirtió en el video más visto en las tendencias de YouTube, por encima de la colaboración de Kanye West y Travis Scott, que se estrenó el mismo día. 

4. Loren Gray: 2.6 millones de dólares

Cuando Loren Gray comenzó su carrera, pasó por una fila de malos managers, que la llevaron por un mal camino y arruinaron algunos de sus primeros patrocinios. Eso la orilló a seguir sólo sus propias ideas. “La única persona que sabe cómo presentar a Loren Gray, y cómo ser Loren Gray es Loren Gray”, dijo en una entrevista que, concordando con su perspectiva, no incluye a ningún agente, manager o buitre de relaciones públicas. 

Esa mentalidad le ha funcionado bastante bien hasta ahora. En 2018 llegó a un acuerdo con Virgin Records y desde entonces ha lanzado ocho sencillos. Hasta la primavera pasada, Gray tenía la fanbase más grande de TikTok, gracias a la cual obtuvo contratos de patrocinio con Skechers, Hyundai y Burger King. En este momento, su enfoque principal es su trato con Revlon, pues hace contenido para la cuenta oficial de la compañía y en su propio TikTok publica contenido relacionado con la marca. “Es un papel de creadora, no hago lo que alguien más me dice durante 60 segundos”, la duración máxima de un TikTok, explicó Gray, “Son muy flexibles y me dan libertad creativa”. 

5. Josh Richards: 1.5 millones de dólares

Para sacar el máximo provecho a la fama, “hay que crear nuevas compañías o ganar capital en otras”, dice Josh Richards. “Los influencers tienen que aprender a monetizar adecuadamente”. 

Para asegurarse de ello, Josh ha ganado dinero en TikTok por las vías tradicionales: patrocinios de Reebok y HouseParty, una línea de mercancía, ingresos por anuncios en YouTube, o un contrato con Warner Records, Pero también cofundó su propia agencia de manejo de talentos, TalentX, y su propio negocio de bebidas, Ani Energy. Además, se unió a la suite de ejecutivos de Triller, un pequeño competidor de TikTok, como director de estrategias, de dicho trato obtuvo una compensación en forma de participaciones accionariales en la empresa. 

Su nueva posición como un reflexivo ejecutivo de medios es muy distinta a su imagen de siempre: el chico malo y rompecorazones residente de TikTok. Después de su incrusión en TikTok el año pasado, mientras vivía en Toronto, Canadá, Richards alcanzó rapidamente la fama gracias a sus videos de bailes, cantos y lip-sync (y además por su personaje de “edgy teen”). Se ha metido en pleitos con otros influencers en las redes sociales, y cofundó Sway House, el colectivo de TikTok famoso por sus fiestas y destrozos. (En mayo, dos miembros de Sway fueron arrestados en Texas por posesión de drogas, después de haber violado la orden de confinamiento por el Covid-19 en California). “Hubo mucho caos ahí”, dijo Richards sobre Sway House, y recientemente se mudó de la residencia del colectivo en LA. “Estaba siguiendo un camino que no tenía planeado”. 

6. (empate)  Michael Le: 1.2 millones de dólares

Michael Le no es un tipo tímido. “Estoy intentando convertirme en el mejor influencer de TikTok”, dijo, echado, sin playera, en una cama de la mansión en la que renta con otras cuatro personas en LA. Como muchos otros en esta lista, él también fundó un colectivo de TikTokers, y su casa de 2,743 m2 funciona como el cuartel general de Shluv House (“Shluv” es la contracción de la frase “self-love”, “amor propio” en español). “Ya sé cómo combinar todo”, dijo Le, de 20 años. “Para hacer que cada video sea un sketch completo, y no sólo colocar tu celular” y grabar sin idea. 

Dos de sus videos de principios de año, en donde aparece bailando en unas escaleras eléctricas (uno de ellos junto con Jonathan, su hermano de cinco años y también cofundador de Shluv), están entre los más compartidos de todos los tiempos, con un total de 478 millones de vistas. Entre los patrocinadores de Michael Le está Bang, empresa de bebidas energéticas que lleva muchos años asociada con él, y a quien dedica varios videos a la semana. Según él, ahora toca conquistar YouTube. Ahí, Jonathan será co anfitrión, pues los videos donde aparece suelen ser extremadamente populares. ¿Cuál es su objetivo? “Concretar cinco series o más”, dice Le. “Queremos ser muy grandes”. 

6. (empate) Spencer X: $1.2 millones de dólares

Spencer X anhela escuchar algunas palabras mágicas. “Cuando Coachella me pregunte ‘oye, Spencer, eres el elegido, tú, un beatboxer, serás el acto principal del festival’ “. O estas palabras: “También estarás en Saturday Night Live la próxima semana, y serás el anfitrión”. 

Un poco de fama en TikTok puede inspirar grandes sueños, y esos le llegaron naturalmente a Spencer, de 28 años. Él dedicó su infancia a estudiar obsesivamente videos de beatboxing en YouTube, y ahora quiere ser la primera gran celebridad famosa por hacer beatbox. Despúes de abandonar Purchase College a los 20 años, pasó varios años aceptando todas las oportunidades de presentarse que pudo, incluyendo algunas  junto a un grupo de bluegrass, un quinteto acapella y una banda de rock ruso. 

Spencer entró a TikTok en febrero de 2019, y para el otoño siguiente, ya vivía en LA, donde hacía couch surfing, y apenas podía mantener unos cientos de dólares en su cuenta bancaria, mientras intentaba hacer una carrera de sus diez millones de seguidores en TikTok. Poco después, los patrocinios de Uno, Oreo y Sony le ayudaron a alcanzar este objetivo. Actualmente vive en su propio departamento de dos pisos en Hollywood, y trabaja en las canciones que quiere convertir en sus primeros sencillos. “Estoy aquí para demostrarle a la gente que mucho de lo que parece imposible, en realidad es posible”. 

METODOLOGÍA

Estimamos los ingresos antes de impuestos que obtuvieron las estrellas entre el 30 de junio de 2019 y el 30 de junio de 2020. Para estimarlo, hablamos con los influencers, sus agentes, managers, mercadólogos e inversionistas. Esta lista se enfoca en las estrellas nativas de TikTok, y por eso no incluye celebridades tradicionales como Dwayne Johnson y Jason Derulo o YouTubers como Zach King y David Dobrick, todos quienes tienen un gran número de seguidores en TikTok. 

Este texto se publicó en Forbes.com y lo tradujo Alejandro Ángeles González.

 

Siguientes artículos

Elos Musk
Elon Musk se convierte en la quinta persona más rica del mundo
Por

La compañía de Musk, Tesla vale más que Ford, Ferrari, General Motors y BMW combinados.