En los últimos años, a medida que los consumidores se preocupan más por la contaminación plástica y las emisiones de carbono, las empresas se han comprometido a reducir sus impactos en el medio ambiente. En este sentido, han estado desarrollando materiales innovadores y sostenibles para construir productos de consumo.

De esta manera, a partir de este año, Ford está incorporando la cáscara de café, que se desprende durante el proceso de tostado, en las calaveras de plástico de los faros utilizados en algunos automóviles.

Y para lograrlo le pide a McDonald’s, que no tuesta su propio café, que lo conecte con los proveedores para recibir tal insumo.

Tradicionalmente, Ford utiliza plástico y talco para fabricar sus faros, explicó Debbie Miewelski, líder técnico superior de sustentabilidad de materiales para Ford a CNN Business.

La versión de café es más sostenible porque es más ligera y no usa el talco que, como mineral, no es renovable.

La paja de café, por otro lado, está ampliamente disponible, dijo Miewelski, y gran parte se desperdicia. Eventualmente, Ford espera incorporar el material en más autos y usarlo para más piezas.

La armadora decidió trabajar con café molido hace unos años. Pero ha estado experimentando con materiales orgánicos durante más de una década y ha estado utilizando espuma a base de soya en sus cojines desde 2011.

También utiliza desechos de trigo, coco, tomate y otras plantas en sus automóviles para ayudar a cumplir algunos de sus objetivos de sustentabilidad, que incluyen el uso de más materiales renovables.

“Si viniste a nuestro laboratorio, se ve en algún lugar entre un vertedero y una granja”, dijo Miewelski. Su equipo decidió examinar el potencial del café porque la bebida es muy ubicua.

Una vez que el equipo de Ford descubrió cómo se podía usar la paja de café para construir partes de automóviles, contactó a McDonald’s debido a la escala de la cadena de restaurantes y sus objetivos de sustentabilidad comparables, dijo Miewelski.

Al igual que Ford, McDonald’s también quiere incorporar materiales renovables y reciclados en sus productos.

La asociación entre Ford y McDonald’s es un ejemplo de cómo las marcas con distintas iniciativas de sustentabilidad pueden trabajar juntas.

McDonald’s recientemente logró su objetivo de obtener todo su café de EU, de manera sostenible, un año antes de lo previsto, y también está trabajando con los competidores para desarrollar tazas de café más ecológicas.

Lee también: La renovación de Ford continuará golpeando las exportaciones de México

 

Siguientes artículos

Upax estrena app y celebra tres años con crecimiento a doble dígito
Por

Además de inaugurar dos nuevas áreas con las que robustecerá su presencia a nivel mundial y aumentará sus capacidades de...