Notimex.- Un joven aguarda sentado un autobús. Mientras espera dicho transporte, comienza a platicar sobre su vida sin saber que también está brindando una clase de historia de Estados Unidos. Eso es Forrest Gump, película que hoy celebra su 25 aniversario.

Dirigida por Robert Zemeckis y estelarizada por Tom Hanks, la cinta de comedia y drama, ganadora de seis premios Oscar y tres Globos de Oro, basada en la novela homónima de Winston Groom, se estrenó en la Unión Americana el 6 de julio de 1994.

“Forrest” inicia la “autobiografía” desde su infancia, en la que fue criado por su madre (su padre los abandonó) y de niño le detectaron un coeficiente intelectual muy bajo, además de que debió utilizar aparatos ortopédicos en las piernas, los cuales provocaron que fuera víctima de burlas y abusos por parte de los otros niños.

Sin embargo, esos mismos aparatos fueron la inspiración para la peculiar forma de bailar de quien más adelante se convertiría en el “El Rey del Rock and Roll”, Elvis Presley.

El largometraje está repleto de referencias históricas, por lo que algunos de los momentos culturales, sociales y políticos más relevantes de Estados Unidos son plasmados desde la perspectiva de “Forrest”, quien participó directa o indirectamente en cada uno de ellos, como en el caso de la vida de Elvis.

Es por ello que dichos sucesos son narrados de forma amable e inocente, tal y como es el protagonista, quien destaca por su noble corazón y es justo su nobleza la que lo lleva a ser testigo de los hechos trascendentales de su país.

La Guerra de Vietman, el movimiento hippie, el asesinato de John F. Kennedy, el escándalo del Watergate, la creación de la canción Imagine, de John Lennon, entre ellos.

Cada uno de los sucesos contados por “Forrest Gump”, quien posee la capacidad de correr bastante rápido y puede hacerlo durante largo tiempo (mil 169 días: tres años, dos meses, 14 días y 16 horas), invitaba además a la reflexión.

Su historia, la narración de ella, las grandes actuaciones también de Robin Wright (Jenny), Gary Sinise (Teniente Dan), Mykelti Williamson (Bubba) y Sally Field (Sra. Gump), así como los innovadores efectos especiales y banda sonora (se vendieron 12 millones de copias), la convirtieron en la segunda película más taquillera del año en Norteamérica, sólo por detrás de El rey león.

Preservada en 2011 por el National Film Registry por su gran significado cultural, histórico y estético, la película recaudó a nivel mundial más de 677 millones de dólares.

Frases como la de “Corre, Forrest, corre”, “La vida es como una caja de bombones (o chocolates, depende la traducción), nunca sabes el que te va a tocar”, “Tonto es el que hace tonterías”, “Puede que yo no sea muy listo, pero sí sé lo que es el amor” o “Aunque yo siempre iba corriendo, nunca pensé que eso me llevara a un lado”, forman parte ya de la cultura popular.

Te recomendamos: 

Última llamada: Series y películas que salen de Netflix en julio

 

Siguientes artículos

Dolores Hernández da segunda presea de la jornada para México en Universiada Mundial
Por

De esta manera, los clavadistas mexicanos han cumplido con los parámetros al obtener cuatro medallas en la cita mundial...