“El futbol llegó para quedarse”, afirma convencido el director ejecutivo de la liga dominicana de futbol (LDF), Félix Ledesma, quien expresa que ese deporte se ha agenciado un espacio importante en una nación donde las masas se han inclinado tradicionalmente por el béisbol y el baloncesto.

El potencial del futbol se hizo evidente cuando las escuelas y colegios adoptaron su práctica, ante todo por cuestiones de espacio y porque resulta más fácil de jugar que la pelota, en sus limitadas infraestructuras.

También por la “fiebre” que generan grandes eventos como la Copa Mundial y los clásicos de las ligas más importantes, que ahora pueden ser seguidos por más personas gracias a la apertura de la televisión y el auge de los medios digitales.

“No es casualidad que grandes empresas fijen su atención en el fuutbol escolar y de forma estratégica realicen torneos en los que participa una nueva generación de jóvenes aficionados”, dice Ledesma.

PUBLICIDAD

La unión de esos elementos y el fruto del trabajo que la Federación Dominicana de Fútbol (Fedofútbol) realiza desde hace 63 años, a través de sus 32 asociaciones provinciales, sentó las bases para que en el 2015 fuera creada la primera liga profesional del país, que recientemente finalizó su segunda temporada.

Ledesma afirma que en tan poco tiempo el campeonato se ha convertido en una industria que mueve de manera directa más de 150 millones de dólares, recibiendo el apoyo de importantes empresas de distintos sectores, como el Banco Popular, que es el patrocinador oficial; Kelmes, Claro, Kola Real, Pizza Hut, ARS Palic, AFP Siembra, el Banco BHD León, Hyundai, Wind Telecom, entre otras.

Explica que la acogida de la LDF ha sido tan positiva que este año se incrementó en un 25% la cantidad de visitantes a los estadios, llegando a un estimado de 2,500 aficionados

por partido, que representa cerca del 80% de la capacidad de la mayoría de los recintos, excluyendo al Estadio Olímpico Félix Sánchez que tiene unos 35,000 asientos. Menciona que llegaron a registrar asistencias de más de 15,000 fanáticos.

Ante ese escenario, tanto los patrocinadores como la liga y los 10 equipos que la conforman ven con optimismo el futuro del futbol dominicano.

Puedes leer: Los equipos más valiosos del futbol mexicano

Se proyecta que ese certamen podría convertirse en uno de los principales eventos deportivos del país, a juicio de Fernando Rodríguez, director comercial, de mercadeo y relaciones públicas del Club Atlético Pantoja, equipo que obtuvo el primer campeonato de la liga.

“Como proyecto naciente, se tiene que esperar y trabajar duro y con acierto para que dentro de algunas temporadas podamos proclamar el éxito que se busca, pero ya el inicio y este segundo año han sido fabulosos”, indica Rodríguez.

El público que asiste a los estadios disfruta de un espectáculo de buen nivel, en un ambiente seguro, agradable, a precios asequibles, pues las entradas cuestan entre 100 dólares y 300 dólares.

Rodríguez sostiene que es fundamental la implementación desde ya de una campaña promocional nacional todo el año, y que los equipos hagan lo propio nivel local. Explica que esto puede facilitarse porque el sector empresarial ha descubierto este nicho de mercado, aumentando significativamente la inversión privada tanto en emprendimientos deportivos independientes, como en apoyos y patrocinios en las competiciones oficiales, sean profesionales o amateurs.

Una muestra de la confianza en el futbol es la construcción, con una inversión inicial de 150 mdd, de un estadio en las instalaciones de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, en Santiago, sede del conjunto Cibao FC.

El fortalecimiento del fútbol como negocio es también clave para que más talentos decidan hacer carrera en este deporte, lo que a la postre permitiría elevar la categoría competitiva del país en el entorno regional, primero, y a nivel mundial después.

Aunque hay torneos de otros deportes con más arraigo y tradición, los salarios que devengan los futbolistas profesionales, que puede variar según la calidad de cada cual, no son para nada despreciables.

Además de recibir el pago por accionar con sus equipos, se abren las puertas para que jugadores obtengan beneficios extras por publicidad, como es el caso del portero Odalis Báez y el central Jean Carlos López, ambos del Club Pantoja, que fueron firmados por un año para ser embajadores de Herbalife, empresa internacional de productos nutricionales.

El futbol es un fenómeno global que no para de crecer, conquistando día tras día nuevos corazones y mercados alrededor del mundo. Todo indica que este pasatiempo también destilará su encanto en República Dominicana, pues cada año sus seguidores aumentan de forma vertiginosa, siendo probablemente esta la disciplina deportiva de mayor crecimiento en la última década.

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-18-12-34

 

Siguientes artículos

retiro
¿Cómo prestar dinero a familiares o amigos sin afectar tu bolsillo?
Por

De acuerdo con expertos en finanzas personales, hacer préstamos a amigos o familiares generalmente terminan en la pérdid...