Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la prueba de que los líderes del narcotráfico tenían representante en las altas esferas del gobierno es el caso de Genaro García Luna, secretario de Seguridad en el gobierno del expresidente Felipe Calderón.

Ello luego de que en su mensaje con motivo del fin de año, el mandatario federal aseveró que en administraciones pasadas, líderes del narco como Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, preso en Estados Unidos, tenían tanto poder e influencia como el presidente de la República.

Lee también Caso García Luna llega hasta el gobernado de Baja California

“Nada más esa prueba, el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha (de Calderón). Estuvo con Fox, con Salinas y sí, viene de más atrás pues está acusado de proteger a una organización delictiva, esa es la prueba, falta que lo demuestren, falta, pero ahí está ese indicio”, señaló López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Luego lo que es evidente es que cómo suele pasar en estos casos todos estos personajes de la noche a la mañana se enriquecen, ora si que como decía mi finado paisano Chico Che ¿Quién pompó? ¿De dónde las casas y los departamentos?

“Y todo eso se ve normal, entonces a eso me refería, a que no podemos permitir que la delincuencia gobierne porque eso es gobernar, no es que Guzmán Loera estuviese aquí en Palacio, en Los Pinos, pero tenía representantes en el gobierno, eso es gravísimo”, añadió.

El jefe del Ejecutivo federal criticó que ante hechos como el de García Luna, la oposición se siga dando “baños de pureza”, y dijo que aún espera que los que le pidieron enfrentar la violencia con más violencia le pidan una disculpa luego de saberse la colusion del exfuncionario federal con el crimen organizado.

“Yo dije aquí, y es cierto, el estoy esperando todavía que algunos ofrezcan disculpas, de que cuando estaba este señor García Luna en su apogeo llevaba a periodistas a sus centros de operación, tenían pantallas y salían del centro de operación de García Luna hablando maravillas. ¡Oooh! ¡Oooh, qué adelanto! ¡Qué avance tecnológico!”, mencionó.

Aunque reconoció que debería matizar sus comentarios, el presidente López Obrador expuso que prefiere ser directo y “sarandear” a sus detractores pues para él es más importante la honestidad que la experiencia, “les mueve todo porque en su concepción, la honestidad es secundaria y lo importante es el profesionalismo y la experiencia”.

En diciembre, García Luna fue arrestado en Estados Unidos por supuestamente haber recibido sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa. En México, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda identificó una red de empresas, dependencias federales y el gobierno de la Ciudad de México que presuntamente triangularon dinero a cuentas de García Luna.

 

Siguientes artículos

Trabajadores independientes de limpieza crean estándares para hospitales
Por

La Unityel propuso que se coloque un documento de consulta permanente a disposición de todos los funcionarios, “especial...