En estos dos años desde su lanzamiento global, el Nintendo Switch la logrado colocarse como el sistema de preferencia de los desarrolladores independientes. La reciente apertura de Nintendo para facilitar que nuevos talentos publiquen sus juegos en esta consola ha logrado atraer un gran número de títulos interesantes para hacer su debut ahí, antes que, en otros sistemas, como por ejemplo Gris o Hollow Knight, de los cuales he escrito previamente. Otro de los más recientes ejemplos salió al mercado la semana pasada: Gato Roboto (Nintendo Switch / Windows), desarrollado por el estudio norteamericano doinksoft, y publicado por Devolver Digital, que fueron responsables de llevar éxitos como OlliOlli, Luftrausers, y Hotline Miami a las masas.

Gato Roboto es, antes que nada, un juego de plataformas en estilo metroidvania. De hecho, el concepto mismo del juego es abiertamente un homenaje y parodia de la serie de Metroid clásica, donde en lugar de tener como protagonista a una dura caza recompensas espacial, como Samus Aran, tenemos a una tierna gatita llamada Kiki. De cierta forma también pareciera que hace referencia al clásico Earthworm Jim (1994), donde usábamos a una lombriz espacial dentro de un poderoso traje robótico.

El juego comienza con una misión espacial liderada por el capitán Gary, que está a punto de descender a un planeta desconocido, y lleva consigo a su amada gatita. Sin embargo, sufren un accidente y el capitán se queda herido y atrapado dentro de la nave, por lo que decide enviar a Kiki para que salve el día. La gatita encuentra un traje robótico tipo mecha, con el cual adquiere grandes habilidades de exploración y combate. Aunque Kiki no puede hablar, el capitán se comunica con ella vía radio, dándole instrucciones y asistiéndole durante el juego.

Foto: Cortesía doinksoft.

El otro elemento que inmediatamente llama la atención de Gato Roboto es que luce como un juego de Game Boy, con un estilo pixeleado monocromático, haciendo que se vea bastante similar a Metroid II: Return of Samus (1991). Hay algunos momentos donde ponemos cambiar el esquema de colores, pero de todas formas se ve como un Game Boy Color.

Como buen juego metroidvania, Gato Roboto completo es un solo mundo hecho de distintas secciones interconectadas. Desde que comenzamos, hasta que acaba, todo se puede jugar de forma ininterrumpida. En el mapa podemos ver dónde nos encontramos y los lugares a los cuales hemos ido, lo cual es necesario porque el juego requiere hacer back tracking, o sea volver a distintas secciones en más de una ocasión, pero con distintas habilidades que nos permitirán encontrar nuevos pasajes.

El gran cambio que este título hace sobre el estilo metroidvania es que contamos con distintas maneras de movernos. En el momento en que lo necesitemos, podemos salirnos del traje y explorar el mundo como un pequeño gato, lo cual nos permite recorrer pasajes angostos donde el traje robótico no puede entrar, así como nos da libertad de movimiento para escalar paredes. Sin embargo, Kiki es muy frágil y el mínimo toque de un enemigo nos matará. Además, la gatita tiene gran habilidad para nadar bajo el agua.

Foto: Cortesía doinksoft.

Por el otro lado, el traje nos brinda protección, ya que podemos recibir distintos ataques de parte de enemigos, además de atacar. Aunque el cuerpo robótico también es ágil, no tiene la misma capacidad de movimiento que Kiki, por lo que constantemente necesitamos entrar y salir del traje conforme lo requiera la situación. El traje robótico no puede entrar al agua, pero también encontraremos un pequeño submarino que le permitirá a Kiki combatir a sus enemigos.

En diferentes secciones del juego nos encontraremos con varios trajes y submarinos, por lo que no tenemos de qué preocuparnos si los perdemos. En la habitación de los trajes es donde salvamos el juego y recuperamos la energía perdida, exactamente igual que en Metroid.

Otro aspecto que se tomó directamente de ese juego es el sistema de mejoras: en algunas habitaciones encontraremos ítems que nos otorgan nuevas habilidades o la capacidad de resistir más ataques. De esta forma podremos por ejemplo disparar misiles, esquivar ataques o hacer un salto doble, exactamente igual que en Metroid.

Foto: Cortesía doinksoft.

El planeta está plagado de criaturas y robots que harán nuestro camino difícil, además de jefes a los que debemos vencer para seguir avanzando. Los jefes son hilarantes, ya que se tratan de ratones que, al igual que Kiki, controlan una poderosa máquina de guerra, que también hace referencia a las batallas con el Dr. Wily en los juegos de Mega Man clásico. A diferencia de los títulos de Metroid, donde no teníamos mucha idea de lo que sucede, en Gato Roboto hay una gran cantidad de exposición narrativa, ya que el capitán todo el tiempo nos está explicando lo que sucede, mientras que Kiki, sólo contesta con sonidos de gato.

Gato Roboto fue una gran sorpresa en el mejor de los sentidos. A pesar de no tener pretensión, resultó ser un juego absolutamente divertido e interesante; el sistema de controles es dinámico y cómodo, ya que no se siente como un juego de NES o Game Boy, sino como un título moderno con un ritmo acelerado y animaciones bellas, a pesar de que su resolución baja. Podríamos decir que la intención de detrás de este título —la de un metroidvania retromoderno— es similar a la del aclamado Axiom Verge (2015), sólo que mucho más accesible y menos serio.

Es una verdadera lástima que Gato Roboto sólo dure unas tres horas, ya que es una de las mejores propuestas modernas en títulos de plataformas que he jugado recientemente. Pero esto va de acuerdo con su precio, que es de apenas 8 dólares para el Nintendo Switch, e incluso menos en la versión de PC. Definitivamente recomendaría este juego —sobre todo en la versión de Nintendo Switch— para todos los amantes de los títulos de plataformas, incluso para quienes no conozcan mucho del género ya que es una aventura divertida y cautivadora. Aunque este pequeño juego es un excelente ejemplo de cómo el Nintendo Switch se está convirtiendo en la opción lógica para lanzar exclusivas de títulos independientes, esperemos que Gato Roboto llegue pronto al PlayStation 4 y Xbox One.

Foto: Cortesía doinksoft.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

7 de cada 10 mexicanos que se capacitan no ven un impacto en su sueldo
Por

Pese a que 50% de las personas aseguran haberse capacitado en el último año, esto no se ha reflejado en un bienestar par...