Tras acusar que funcionarios de la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SHCP) tienen una “injerencia perniciosa” en el IMSS, Germán Martínez renunció a su cargo de director del Instituto.

En una carta al Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el expanista denunció que desde Hacienda se quiere controlar al organismo de salud e imponer una política de ahorro que perjudica la atención a los pacientes.

“Algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social”, apuntó Martínez.

“El presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el ‘cargo’ que el ‘encargo’”.

El también senador con licencia detalló que los funcionarios de Hacienda quieren reformas al reglamento del Instituto para que ellos coloquen a funcionarios administrativos en los estados, anulando en los hechos a los delegados que el Consejo Técnico aprobó.

“Buscan nombrar, en todo el país, una suerte de ‘delegados administrativos estatales’, fuera de este Consejo, para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS”, criticó.

En el mismo tono, Martínez advirtió que el control del gasto que pretende la SHCP tiene dos consecuencias fatales: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes, así como el fortalecimiento de los servicios de salud privados, lo cual –en su visión– ocasionará un mayor “gasto de bolsillo” de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento.

“Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres”, apuntó.

Quien fuera en el pasado el presidente nacional del PAN acusó omisiones financieras, como un avance de 0% en obras programadas para este 2019 y rezago en pagos a proveedores; además, advirtió que al IMSS-Bienestar se le deben más de 1,000 millones de pesos del llamado “componente de salud” que le correspondía del desaparecido programa Prospera.

“¿Han gestionado los funcionarios de Hacienda la ayuda a los más desfavorecidos que atiende el IMSS?”, cuestionó.

Martínez indicío que el IMSS requiere de una gran reforma legal y no una pequeña reforma reglamentaria para cumplir con los propósitos de la llama Cuarta Transformación.

“Una verdadera reforma del IMSS debería velar por los trabajadores que sufren con la rotación laboral o el llamado ‘outsourcing’ e impedir el desamparo social”, planteó.

Lee también: STPS e IMSS van por inspecciones minuciosas a empresas de outsourcing

“No veo las iniciativas de la burocracia de Hacienda para dar seguridad social permanente a todos los jornaleros del campo, a los repartidores de comida o choferes, ni a los trabajadores de la construcción, como sí hicimos con las trabajadoras del hogar, motivo y orgullo del IMSS lopezobradorista”, agregó.

Tras defender en diferentes momentos los postulados del presidente Andrés Manuel López Obrador, Martínez mencionó que así como el mandatario ha dicho que no es florero de nadie, él seguirá su ejemplo: “tampoco yo seré florero en el IMSS de decisiones tomadas fuera del IMSS”.

De forma previsible, Martínez regresará a ocupar su escaño en el Senado, el cual dejó al inicio del sexenio, pues fue invitado por López Obrador para ser director del IMSS desde la campaña electoral.

 

Siguientes artículos

Hacienda investiga ‘negocio’ entre exgobernadores Duarte y Sandoval
Por

De acuerdo con la UIF, una asociación ganadera propiedad del exgobernador de Chihuahua habría recibido recursos provenie...