La Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), con apoyo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), llevará a cabo inspecciones «minuciosas» a empresas que contratan a trabajadores a través de esquemas de subcontratación, o outsourcing, con el objetivo de evitar la simulación en la contratación de trabajadores.

La reforma laboral de 2012 legalizó este régimen de contratación e interpuso diversos candados para evitar que con este esquema disminuyan los derechos laborales de trabajadores; pese a ellos es una práctica común que diversas empresas burlen la ley, afirmó Manuel García Urrutia, director general de Capacitación y Adiestramiento Laboral de la STPS.

Lee también: Reconocen líderes reforma laboral; ‘pero falta más’: sindicatos

«Vamos a hacer una alianza con el Seguro Social para que las inspecciones sean mucho más enfocadas y prioritarias en términos de la subcontratación. No es intención de hacer punitiva la inspección, sino mejorar y asesorar para que las empresas se ajusten a la ley y vamos a usar el registro de empresas del Seguro Social para enfocar mejor en las empresas de subcontratación», afirmó el funcionario.

El artículo 15 de la Ley Federal de Trabajo establece que el trabajo en régimen de subcontratación es aquel por medio del cual un patrón denominado contratista ejecuta obras o presta servicios a sus trabajadores a favor de un contratante, sin embargo, prohíbe que bajo este régimen se transfiera de manera deliberada trabajadores de la contratante a la subcontratista con el fin de disminuir derechos laborales.

Aunque no existe certeza de cuántas empresas burlan las disposiciones de la ley, sí esperan mitigar este fenómeno a través del endurecimiento de las inspecciones, apuntó García Urrutia durante un encuentro con la organización civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

No te pierdas:

Empresarios defienden outsourcing, pero admiten necesidad de regulación

 

Siguientes artículos

Ropa blindada tiene auge en México por inseguridad
Por

Las prendas pueden llegar a costar hasta 45,000 pesos, con diseños que van de camisas hasta trajes completos.