La CEO de GM, Mary Barra, dijo que la investigación interna revela “un patrón de incompetencia y descuido” para arreglar a tiempo  el defecto en más de 2.6 millones de vehículos.

 

General Motors despidió a 15 personas implicadas en el caso de un defecto en el sistema de encendido en sus autos y que está relacionado con la muerte de 13 personas, pero que la compañía lo sabía desde 2001 y lo hizo público hasta el presente año.

Además, otros cinco empleados fueron sujetos de sanciones disciplinarias por la compañía

PUBLICIDAD

La consejera delegada de General Motors, Mary Barra, en conferencia de prensa dio los resultados de la investigación interna que hizo la compañía, en la que concluye que hubo “un patrón de incompetencia y descuido” por el problema en el sistema de encendido de varios modelos de la armadora.

Barra dijo que el informe es “brutalmente duro” y “triste de leer”.

“En este caso, no hicimos bien nuestro trabajo en hacer vehículos de alta calidad y seguros. Le fallamos a nuestros clientes”, dijo la recién nombrada CEO de GM, quien pidió disculpas a los familiares de las víctimas fallecidas en accidentes relacionados con el defecto en el sistema de encendido y a los que la compañía tendrá que indemnizar.

En 2001, ingenieros de GM detectaron una falla en el switch del sistema de encendido, que podía causar que la llave pasara de la posición de encendido a apagado mientras el vehículo está en marcha en altas velocidades o en camino pedregoso, o incluso si las llaves estaban sujetas a un llavero pesado. Cuando la llave pasa a posición de apagado, se desactivan la dirección asistida, los frenos y las bolsas de aire.

Los modelos afectados con esta falla son los Chevrolet Cobalt, HHR, Pontiac G5 y Solstice, Saturn Ion y Sky.

Pese a que empezaron a manifestarse problemas con el sistema de encendido en 2004, General Motors no empezó a llamar los vehículos a revisión sino hasta febrero pasado. En abril, el gobierno de Estados Unidos multó a la automotriz con 35 millones de dólares, la máxima sanción que impone el Departamento de Transporte del país.

General Motors reportó ingresos por 40,500 millones de dólares en 2013.

Ninguno de los altos directivos de GM ni su ex presidente, Dan Akerson, fueron sancionados por este caso.

Mary Barra, quien fue nombrada CEO de GM en enero, empezó a trabajar en la automotriz desde 1980. Desde que asumió el cargo ha tenido que enfrentar las acusaciones de la Cámara de Representantes y gobierno de EU por no retirar a tiempo los 2.6 millones de vehículos defectuosos.

 

Siguientes artículos

China investiga webs de Baidu y Youku Tudou
Por

La investigación se produce en momentos en que las autoridades chinas están estrechando sus controles sobre Internet....