El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una convocatoria para la contratación de choferes para las 500 pipas que están en proceso de comprarse para reforzar la distribución de combustible en el país.

En la conferencia de prensa “mañanera” del mandatario en Palacio Nacional, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, detalló que el reclutamiento de 2,000 conductores se hará este mismo fin de semana.

Los requisitos son contar con licencia federal tipo E o, bien, tipos B o C siempre cuando tengan dos años de antiguedad; así como contar con una de edad de 25 a 60 años, no antecedentes penales y buen estado de salud, además, los interesados deberán aprobar un examen de conducción.

Para aplicar, se debe entregar copia de identificación oficial con foto, acta de nacimiento, CURP, comprobante de domicilio y currículum. La recepción de documentos se hará de este viernes al lunes 21 en el Campo Militar 1A, en la puerta 3 ubicada en Avenida del Conscripto, y en la puerta 8, sobre el Periférico Manuel Ávila Camacho.

PUBLICIDAD

El sueldo ofrecido es de 14,500 quincenales, más prestaciones de ley. Si se requiere información adicional, se puede llamar a los teléfonos 55 55 57 95 80, 55 53 95 45 96 y 01 800 444 85 88.

“Los operadores que participen van a recibir sueldos justos, sus prestaciones sociales como lo establece la ley y van a contar también con la protección de los cuerpos de seguridad del Estado”, mencionó Alcalde.

Los seleccionados recibirán un curso de capacitación de 30 horas, con lo cual estarían listos para empezar a trabajar a mediados de la próxima semana, que es cuando se prevé que comiencen a llegar las nuevas pipas.

López Obrador indicó que la operación de las pipas será añadida al plan DN-III del Ejército, el cual quedará como poseedor de las pipas, pues éstas se movilizarán ante cualquier contingencia de falta de abasto de combustible en el país.

Recordó que con los nuevos vehículos, se estará garantizando la distribución de 2,000 litros de combustible.

“Se va a ir perfeccionando la vigilancia y en paralelo vamos a contar con este sistema de distribución, este plan DN-III para garantizar el abasto de combustible”, dijo el presidente.

Por otra parte, afirmó que aún no se resuelve en definitiva si el nuevo centro de logística de distribución que se creará quedará bajo la dirección de la Secretaría de Energía o de otra dependencia o entidad, como Pemex.

 

Siguientes artículos

Reputación corporativa y contenido estratégico
Por

Los anuncios pagados y la difusión en los medios convencionales siguen siendo útiles, pero ya no son suficientes para lo...