Desde que en el mes de enero Donald Trump llegase a la Casa Blanca como nuevo presidente de Estados Unidos, muchas han sido las personalidades que han mostrado su rechazo a las políticas y actitudes del republicano al frente del gobierno del país.

Desde políticos, actores, comunicadores, hasta gente anónima han protestado por las políticas del presidente estadounidense. También el mundo del deporte ha mostrado su disconformidad con Donald Trump.

Suele ser tradición, que los equipos campeones de los deportes más populares del país visiten la residencia presidencial para obtener un reconocimiento. Este año, los Golden State Warriors no pisaran la Casa Blanca.

En los últimos días ha habido un cruce de declaraciones entre las estrellas del equipo de la Bahía de San Francisco y el mandatario. Stephen Curry, referencia en Oakland, declaró en una entrevista que él no acudiría al encuentro con el presidente porque “sería una buena oportunidad para mandar un mensaje que transmita unidad y nos ayude a apreciar lo que significa ser estadounidense”.

PUBLICIDAD

Pero aún así se sometería a votación entre los miembros del equipo y aceptaría la decisión que saliera en dicha reunión.

Lee también: Stephen Curry ganará 490,244 dólares por partido en la NBA

Estás declaraciones del número 30 de los Warriors se produjeron cuando le cuestionaron que opinaba de las palabras de su compañero y MVP de las últimas finales, Kevin Durant, de no acudir a dicho acto “por no respetar a quien está ahora en el despacho”.

Esta postura del ex de Oklahoma City Thunder se reafirmó aún más cuando el gobierno no condenó los hechos sucedidos en Charlottesville, porque este considera que “desde el ejecutivo se está contribuyendo a la supremacía blanca. Nunca había sentido a nuestro país como ahora y no es una coincidencia”, declaró Durant.

Tras las palabras de Stephen Curry, Donald Trump le contestó por redes sociales afirmando que “ir a la Casa Blanca es todo un honor para el equipo campeón. Si Stephen Curry duda, entonces se cancela la invitación”.

La franquicia por su parte lanzó un comunicado donde lamentan la decisión tomada por Donald Trump, pero entienden que los estadounidenses tienen todo el derecho a expresarse libremente y afirman que no hubo un acercamiento para conocer su postura y respetan la decisión tomada por el presidente republicano.

Esto no quedo en eso, Lebron James, estrella de los Cleveland Cavaliers, respondió al presidente por su Twitter personal.

“Qué lástima, Stephen Curry ya dijo que no, por lo tanto, ya no había invitación. Ir a la Casa Blanca era un honor hasta que apareciste tú”, declaró el 23 de la franquicia de Ohio.

Otro de los grandes jugadores de la NBA en los últimos años mostró también su opinión. Kobe Bryant afirmó que “un presidente de Estados Unidos que tan sólo con su nombre crea división e ira y cuyas palabras crean odio y división no puede hacer America Great Again”.

Lee también: Los números que impactan en la NBA

 

Siguientes artículos

Hacienda crea una cuenta de Twitter para orientar en las donaciones extranjeras
Por

La cuenta @PaisanosXMexico nace con el objetivo de ayudar a aquellas personas que viven en el extranjero y quieran reali...