Google presentó este martes sus nuevos teléfonos, el Pixel 3 y el Pixel 3 XL, con los cuales buscará incrementar su participación de apenas 1% del mercado global de móviles.

La única diferencia entre las versiones es su tamaño, el primero tiene una pantalla de 5.5 pulgadas mientras que el segundo llega a las 6.3 pulgadas; este último dispositivo presenta un notch, al estilo iPhone, en la parte superior, no así su hermano menor.

Por lo demás, ambos teléfonos tienen las mismas características: Android 9 Pie, Google Assistant, procesador Qualcomm Snapdragon 845, memoria de 4GB de RAM y cámara trasera de 12.2 megapixeles.

Se venderá en tres colores: blanco, negro y rosa.

PUBLICIDAD

Los teléfonos soportan carga rápida e inalámbrica, para la cual Google diseñó también el Pixel Stand, base que costará 79 dólares.

La particularidad de este dispositivo es que cuando se coloca ahí el móvil, este lo detecta y se activa como asistente personal inteligente; entre otras actividades, comienzan a mostrarse fotos como si fuera un portarretratos digital y también se sincroniza con otros dispositivos inteligentes, por ejemplo, una cámara en la entrada de la casa, a fin de ver quién llega cuando alguien toca el timbre.

En el mismo sentido, el de servir como un asistente en el hogar, Google presentó su nuevo Home Hub, con el cual dota de pantalla a su dispositivo que entraba en esa categoría, el Google Home Mini.

La promesa con este dispositivo es que se controla completamente por medio de la voz, aunque también la pantalla es táctil.

Aunado a esto, en las presentaciones que realizó Google en diversas ciudades, lanzó su nueva tableta Pixel Slate acompañada de una funda con teclado integrado, con lo cual se pone en línea para competir con el iPad Pro de Apple y la de Surface Pro de Microsoft.

 

Siguientes artículos

Consideraciones para automatizar con robots
Por

En esta, la Cuarta Revolución Industrial, el impulsor es el acelerado avance tecnológico en materia de software, hardwar...