Dos años y un día después de que saliera en una camilla del hospital  en donde convalecía, en las Lomas de Chapultepec, hacia su departamento en Polanco, en donde cumpliría su arresto domiciliario; Elba Esther Gordillo reapareció ayer en la vida pública de México a través de un video en su cuenta de Twitter para recordar que su “lugar es y será siempre a lado de los maestros”. 

La “Maestra”, como se le conoce en el mundo de la política mexicana, finalizó su mensaje con la frase “nos vemos pronto”, que podría interpretarse como una especie de advertencia ante el avance de Redes Sociales Progresistas (RSP), la organización política que encabeza Fernando González Sánchez, exsubsecretario de Educación Básica durante el sexenio de Felipe Calderón y yerno de la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

El Instituto Nacional Electoral (INE) informó ayer que RSP, cuenta con 336,291 afiliados, que supera el mínimo de 233,945 afiliaciones necesarias para obtener su registro como partido político.

Dicha información es de carácter preliminar y en todo caso será hasta junio de 2020 cuando el INE determine quien de estas organizaciones cumplió con los requisitos marcados por la ley para declarar la procedencia del registro. 

La ex lideresa sindical desarrolló una carrera política de la mano del PRI como diputada federal en tres ocasiones y senadora hasta su rompimiento en 2006, año en el que se atribuyó apoyo político al gobierno de Felipe Calderón.

En tanto que, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, surgido del Revolucionario Institucional, fue detenida y enviada a prisión acusada de cometer delincuencia organizada y lavado de dinero, por 1,978 millones de pesos. Investigaciones realizadas por la Procuraduría General de Justicia, señalaron que a través de cuentas del SNTE se llevarón a cabo transferencias millonarias a las cuentas personales de Gordillo. 

Después de cinco años de permanecer arrestada en el Penal de Tepepan, Gordillo fue trasladada a su domicilio el 16 de diciembre en la colonia Polanco luego de que le fuera otorgado su arresto domiciliario.

Pero el ocho de agosto de 2018, un juez absolvió a Gordillo de dichos delitos y 12 días después de concluir su arresto domiciliario se presentó ante medios de comunicación y un grupo selecto de maestros y seguidores para advertir que en el momento en que ella recuperó su libertad la reforma educativa se derrumbo. 

“Ejerceré mi libertad consciente de que mi lealtad y mi lugar siempre estará al lado de los maestros de México”, advirtió en aquel momento. 

El arrestó domiciliario de la ex dirigente sindical concluyó el mismo día en que Andrés Manuel López Obrador recibió su constancia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) como presidente electo de México, lo que generó suspicacias e incluso le valió al ahora presidente que uno de cada cuatro mexicanos lo considerara el culpable de la excarcelación de Gordillo, de acuerdo con una encuesta elaborada por De las Heras Demotecnia en agosto de 2018. 

Te puede interesar: Elba Esther Gordillo pide a los maestros prepararse para cambios en el SNTE

 

Siguientes artículos

El decálogo que AMLO dio a gobernadores para enfrentar la violencia
Por

Combatir la corrupción, fortalecer las policías locales y atender las causas que originan la inseguridad están entre los...