Banco Mundial aprobó un préstamo para Políticas de Desarrollo de 200 millones de dólares (mdd) a Guatemala. Este aumentará la capacidad de la región ante desastres naturales o emergencias de salud, así como apoyar la modernización del marco legal e institucional del país para gestionar riesgos de desastres y climáticos.

Además, el préstamo cuenta con una opción de desembolso diferido ante catástrofes (CAT DDO, por sus siglas en inglés), ofreciendo recurso para eventos de alto impacto como terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y huracanes, o emergencias de salud como brotes de enfermedades contagiosas.

El préstamo vence en 25 años, incluyendo un período de gracia de 10 años. El ministro de Finanzas Públicas de Guatemala, Víctor Martínez, anunció que el gobierno de Guatemala ha trabajado para fortalecer las capacidades del país en la gestión del riesgo de desastres a nivel nacional.

En 2018 autoridades de Guatemala aprobaron una estrategia financiera  ante el riesgo de desastres para fortalecer la la resiliencia fiscal del país y su capacidad de respuesta ante riesgos de desastres.

Homa-Zahra Fotouhi, representante del banco en Guatemala, recordó que el país está entre los países más afectados por eventos catastróficos, los cuales implican “impactos financieros significativos y pueden afectar negativamente los esfuerzos para reducir la pobreza”.

Puedes leer: Elecciones 2019: Por qué los empresarios guatemaltecos están optimistas

 

Siguientes artículos

Gobierno de Nicaragua apuesta por el turismo para enfrentar la crisis
Por

La industria turística pasó de percibir 840.5 millones de dólares por el turismo en 2017 a 544.4 millones de dólares (md...