Si planeas emprender por primera vez, te presentamos una guía con 10 puntos que debes considerar antes de arrancar con el negocio.

 

 

Antes de que empieces a construir lo que se convertirá en tu primer emprendimiento,  es importante que cuentes con una estrategia financiera definida para que tu proyecto salga del cascarón sin desencuentros.

PUBLICIDAD

Las Pequeñas y medianas empresas (Pymes), según  datos del  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), representan  el 72% del empleo y componen el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, esto puede significar un incentivo para los emprendedores, pero el camino guarda retos para los que deben prepararse.

Un artículo de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) presentó una guía para que sepas cómo dar los primeros pasos al invertir tus recursos en un primer emprendimiento.

 

Paso por paso

Te presentamos 10 pasos que Condusef recomienda para tu primer emprendimiento.

 

1.- Conoce tus fortalezas

El dinero es un medio para alcanzar objetivos, pero existen otros recursos como  la experiencia, conocimientos, competencia, salud y tiempo, que pueden incrementar las posibilidades de enriquecer tu actividad productiva o empresarial.

 

2.- Fija tu nivel de compromiso

El tiempo y esfuerzo que dediques a tu emprendimiento impactará en su éxito,  por eso es importante que conozcas tu nivel de compromiso, pues  los resultados de desatender tu negocio serán desfavorables.

 

3.-Busca el negocio indicado para ti

Es necesario que cuentes con los conocimientos y habilidades para desarrollar y hacer crecer tu negocio. Analiza fortalezas y debilidades pues será requisito que tengas la capacidad y el gusto para brindar un servicio o producto.

 

4.- Escoge el más adecuado

Encontrar el producto o servicio que responda mejor a tus intereses puede ser una meta difícil, pero no imposible. Determina qué necesidades va a cubrir tu producto o servicio y qué hace la diferencia del resto, así como lo que no hará.

 

5.- Estudia tu mercado

Además de la oferta y demanda del producto o servicio,  averigua dónde vas a colocarlo y quiénes serán tus clientes potenciales y futuros competidores.

 

6.-  Calcula tus ganancias.

Estima cuáles serán tus espectativas de ganancia en un periodo anual para que puedas calcular cuánto producto o servicio vas a comerciar. También pronostica la rentabilidad de tu negocio y el costo de oportunidad.

 

7.-  El lugar ideal para tu negocio 

La ubicación es clave y varía en función del propio negocio. Por ejemplo,  si apuestas por una inversión en el segmento de alimentos, considera el fluyo de personas que tiene ese lugar.

 

8.- Determina la actividad de tu empresa

Busca asesoría para que conozcas cuál es el giro de tu negocio y así podrás decidir qué es mejor para ti: persona física con actividad empresarial, sociedad anónima y los beneficios y obligaciones de cada uno.

 

9.- Haz un presupuesto

Antes de abrir tu negocio, calcula cuánta inversión necesitas y cómo obtendrás esos recursos (ahorro o crédito), así sabrás qué te conviene más para que tomes una mejor decisión.

 

10.- Anota el plan

Apunta tu plan de negocios, es decir, todo lo anterior. Este paso es importante porque determina el rumbo de tu negocio.

 

Siguientes artículos

OMC fracasa en negociación de reforma aduanera
Por

La reforma que se discutía en Ginebra sería el primer paso a la integración de comercio global en los últimos veinte año...