El primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador registrará una menor recaudación fiscal por lo que será necesario la utilización del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FIEP).

Serán alrededor de 120,000 millones de pesos de este fondo para el cierre del ejercicio con el objetivo de subsanar las finanzas públicas por “un faltante de ingreso observado” derivado de ingresos tributarios menores y la caída en la producción de petróleo, detalló Alejandro Gaytán, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Financiera establece que este fondo se usará en caso de que durante el ejercicio fiscal disminuyan los ingresos previstos en la Ley de Ingresos.

“En este año por diversas situaciones por la parte de ingresos petroleros como los tributarios consideramos que serán menores de lo programado para el cierre del año, entonces de acuerdo con lo que establece la Ley usaríamos el FEIP para hacer frente a los menores ingresos, para estabilizar el gasto público, sino se usan estos recursos tendríamos que hacer recortes mucho más grandes”, detalló Gaytán.

Aclaró que este fondo no se utilizará para aliviar la situación financiera de Pemex, sino que se acataría lo que está establecido en la ley.

Te recomendamos: Moody’s prevé un impacto limitado por el plan de estímulos de Hacienda

 

Siguientes artículos

moneda-dolar-peso
Moody’s prevé un impacto limitado por el plan de estímulos de Hacienda
Por

Desde la perspectiva de Moody's, el plan por 485,000 mdp, anunciado por Hacienda, refleja la preocupación del gobierno a...