Montado en su campaña de reelección, de cara al 2020, Donald Trump ha mostrado nuevamente su talante irracional al anunciar la imposición de un impuesto a las exportaciones mexicanas hacia los Estados Unidos, justo en el momento en que llegan a los congresos mexicano, canadiense y norteamericano las propuestas para la firma del T-MEC.

Primitivo y desagradable en sus formas, ignorante y estúpido en el fondo, Trump utiliza nuevamente su manida estrategia de asfixiar al interlocutor para obtener ventajas en una negociación. No importa que, en este caso, igual que en otros que hemos visto en los últimos años, los costos también los tengan que pagar sus propios compatriotas.

En los últimos meses, Trump ha pendulado su posición desde la condena hasta el reconocimiento al gobierno mexicano por acciones relacionadas con la migración. Pero en la etapa más reciente, cuando endurece el discurso y busca el aplauso de su clientela electoral, ha escalado la bravata hasta el punto de tomar medidas contrarias al todavía vigente Tratado de Libre Comercio, al mismo tiempo que atentatorias contra la aprobación del nuevo acuerdo, que en EU pende del hilo de las tensiones políticas, sin remedio a la vista, con los congresistas demócratas.

Dados los efectos sobre nuestra economía (no hay que olvidar que el 80% de nuestras exportaciones va al vecino del norte), la prudente y firme respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, concitó un apoyo casi unánime.

En un escenario impredecible, la vía diplomática y las medidas que anuncian organismos empresariales mexicanos, consistentes en un intenso cabildeo ante sectores de poder económico y político de los E.U., para elevar el costo político a Trump si decide aplicar realmente los impuestos anunciados, parecen razonables. Más, mucho más, que un tour de force en el que México tiene, por la escasa diversidad de su comercio internacional, fragilidad extrema.

Por otro lado, el discurso oficial ha mantenido la línea de respeto a los derechos humanos de los migrantes y una visión humanitaria, aunque los informes preliminares del Instituto Nacional de Migración indican que el gobierno de López Obrador ha deportado, en sus primeros cinco meses, a más de 45 mil centroamericanos, cifra superior en 2 mil casos para el mismo período del 2018, de acuerdo con un reciente reporte del diario español El País.

Y es que, en efecto, el fenómeno migratorio se ha agudizado. No sólo en México, la migración forzada por razones de pobreza y violencia constituye uno de los retos más importantes para diversas regiones del planeta. Los orígenes (de muy larga data y profunda raigambre en el modelo económico impuesto en las últimas décadas) serán en el futuro inmediato objeto de atención, so pena de agudizar las consecuencias.

Sin embargo, como dice la carta enviada por AMLO a Trump, no será con medidas proteccionistas como podrá paliarse el problema. Al contrario, lo hará más complejo y profundo.

Complicado de por sí, el escenario se observa delicado porque la posición de Trump se sostiene en y alimenta a las irreflexivas características de la llamada “América profunda” (xenofobia, racismo, supremacismo, ignorancia supina), espacio donde justamente el actual mandatario norteamericano coloca su apuesta político-electoral.

Los próximos días veremos si la reacción de los mercados financieros, que suelen actuar con la paciencia de un adolescente histérico, se mantiene en la retracción o si, como debería ocurrir, soporta la presión para dar paso a los resultados de la negociación ya en marcha.

Después de todo, no sería la primera vez que Trump vocifera, amenaza y, a final de cuentas, termina dando un paso atrás o al costado.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: joséluis.cerdandíaz

LinkedIn: jose luis cerdan diaz

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Mitos y realidades de lo que llamamos liderazgo
Por

Un líder orientado a resultados, como herencia de siglos anteriores, y muy ocupado por el tema relacional, es decir, un...