En el paisaje urbano de San Pedro Sula, Honduras, destaca Panorama, un complejo de usos mixtos con una torre habitacional de 24 niveles y otra de 34, con un precio mínimo de 350,000 dólares por apartamento.

Dentro de 16 meses, también habrá un tercer edificio de 30 pisos que albergará un centro de negocios. En total, la construcción sumará una inversión de 37 millones de dólares (mdd).

Este inmueble ejemplifica que la ciudad comienza a crecer hacia arriba. Incluso, el Colegio de Arquitectos de Honduras (CAH) prevé al menos unas 20 edificaciones verticales nuevas para 2020.

Además de Panorama, están en construcción los complejos Igvanas Tara, promovidos por la empresa Metro Innova, con una inversión de 22 mdd. Se trata de un proyecto de tres torres de apartamentos (la primera, de 35 niveles) que estará lista a finales de este año. El valor de los apartamentos fluctúa entre 180,000 y 450,000 dólares.

PUBLICIDAD

Puedes leer: Tigo invierte 2.5 mdd en su nuevo campus en El Salvador

Otro complejo en construcción es Torres del Valle, promovido por Grupo Kattan, cuya inversión asciende a 17 mdd.  El valor de los apartamentos oscila entre 95,000 y 170,000 dólares.

Esta nueva generación de edificios de condominios y corporativos le ha cambiado el rostro a Tegucigalpa y a San Pedro Sula, la capital industrial de Honduras, expresa Osmín Bautista, ex presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico).

Son modernas estructuras que se multiplican y reflejan cuánto ha cambiado el estilo de vida en la región en la última década, señala Gerson Henríquez, director de Mercadeo de Panorama Life, complejo que cuenta con cinco piscinas, gimnasio, spa, deck para barbacoas, jardín de té, tres salones para eventos y servicio de estacionamiento.

En este tipo de edificaciones, los inversionistas optimizan recursos en servicios públicos, como energía, agua potable y espacios para estacionamientos, con ahorros de más del 50% del presupuesto de construcción.

 

Siguientes artículos

Maduro anuncia nuevo aumento en salario mínimo
Por

Asimismo, el bono de alimentación también fue incrementado de 189,000 bolívares a 279,000 bolívares.