Por Dan Alexander, con información adicional de Abram Brown.

El multimillonario Phil Ruffin, uno de los compañeros de negocios y amigos más cercanos de Donald Trump, pagó 18,000 dólares la noche durante su estancia de cuatro días en la inauguración del Trump International Hotel en Washington, D.C. “Teníamos una suite increíble”, aseguró Ruffin, “pero no para 18,000 dólares la noche”.

Este precio también escandalizó a Norm Eisen, quien fuera el gurú ético de Obama durante su mandato, quien dijo que socios de negocio y oficiales extranjeros podrían considerar el hotel como una forma de ganarse el favor del presidente. “Si querían un modo de inyectar capital al erario de Trump, una tarifa de 18,000 dólares la noche era la opción”, dijo Eisen. “No estoy diciendo que eso fue lo que pasó, pero que podría interpretarse como un pago especial o hasta como un conflicto de intereses. Definitivamente no puede considerarse como una ‘limpieza’ especial de influencias.

Por lo menos 14 socios en los negocios de Trump alrededor del mundo llegaron a Washington para la inauguración. El heredero de Malasia, Joo Kim Tiah, quien acaba de inaugurar la Trump Tower más reciente en Vancouver, se instaló en el famoso hotel del mandatario estadounidense. El multimillonario Hary Tanoesoedibjo, quien está construyendo dos propiedades de Trump en Indonesia, también pasó la noche ahí, al igual que su socio y colega multimillonario Hussain Sajwani de Dubai, con quien se tomó una foto en el lobby, para postearla más tarde en Instagram. Las familias de Trump y el vicepresidente Mike Pence también se hospedaron en el edificio. De acuerdo con Ruffin, la suite presidencial se reservó para el propio presidente estadounidense.

PUBLICIDAD

“La gente habla constantemente habla de sociedades como si se trataran no necesariamente de amigos, pero sí de una exclusividad mutua”, dijo Eric Trump, quien ahora dirige la Organización Trump con su hermano Don Jr. “’Si eres mi socio, no eres mi amigo, y si eres mi amigo, no puedes ser mi socio’, creo que es una mala manera de pensar. Phil (Ruffin) se sentía orgulloso de venir a la inauguración. Estaba contento de estar ahí. Ha visto y hablado con mi padre cada semana por años y años”.

Te puede interesar: Hijo de Trump quiere contratar extranjeros para su viñedo

Pero eso no le otorgó ningún tipo de descuento. Ruffin también pagó un millón de dólares por ocho boletos a la inauguración. El dinero se fue al comité de inauguración, un grupo que ayudaba a coordinar las actividades del evento y que incluía al mismo Ruffin.

El costoso viaje de Ruffin vino con un acceso tremendo al círculo cercano de Trump. En uno de los eventos, Ruffin se sentó junto al general James Mattis, quien acababa de ser elegido como el siguiente secretario de Defensa. “Dios, es impresionante” dijo Ruffin. “Es rudo, lo conocen como el ‘Perro Malo’”.

Una noche, el presidente llamó a Ruffin esperando poder reunirse durante la cena con su viejo amigo. Sin embargo, Ruffin no pudo contestar el teléfono, lo había dejado en su cuarto. “Me llamó dos veces”, dijo Ruffin, “le regresé la llamada cuando ya se había ido y le dije: ‘Donald, me están cobrando 18,000 dólares la noche y me quedé cuatro noches’, ‘oh’ me dijo, ‘no tengo nada que ver con eso.’ De acuerdo, quiere decir que nunca veré esos 18,000 de vuelta”.

 

Siguientes artículos

meade-titular-hacienda
Crédito bancario representa ya 33% del PIB en 2016, señala Meade
Por

El secretario de Hacienda dijo también que la Banca de Desarrollo, al cierre de diciembre, alcanzó un 7.9%, meta que se...