Un grupo de distribuidores de Hyundai Motor demandó al gigante automovilístico surcoreano en un tribunal federal de Chicago por supuestamente inflar las cifras de ventas de vehículos eléctricos y castigar a las franquicias que no participaran en la artimaña.

La demanda presentada el viernes por Napleton Aurora Imports en Illinois y franquicias afiliadas, decía que Hyundai Motor America Corp (HMA, por sus siglas en inglés) presionó a los distribuidores para que usaran indebidamente los códigos de inventario destinados a los vehículos “de préstamo” para exagerar sus cifras de ventas.

Los distribuidores que aceptaron codificar incorrectamente los vehículos fueron recompensados ​​por Hyundai con descuentos en los precios mayoristas y minoristas y otros incentivos, según la demanda.

Hyundai dijo en un comunicado que no aprueba la falsificación de los datos de ventas y que había abierto una investigación después de que se le alertara de las acusaciones.

La compañía también dijo que ha estado llevando a cabo un litigio en el sur de Florida para terminar con dos franquicias afiliadas a Napleton allí vinculadas a una acusación de agresión sexual criminal.

Un abogado de los demandantes de Napleton se negó a hacer comentarios.

La demanda en Chicago acusa a Hyundai de fraude y de violar la Ley Robinson-Patman, una ley antimonopolio federal que prohíbe a los vendedores discriminar en base al precio.

Te interesa: Toyota pronostica que este año alcanzará un récord de ventas en México

Hyundai habría beneficiado a quienes alzaron cifras de ventas

Los distribuidores que “hicieron lo que prometieron”, según la demanda, recibirían inventario adicional de modelos Hyundai de venta más rápida. La demanda dice que el esquema puso inventario deseable en manos de menos distribuidores, privando a los clientes de opciones, mientras ayudaba a Hyundai a promocionar cifras de ventas optimistas al público y a los inversores.

Dice que Hyundai enfatizó su crecimiento del volumen de ventas de vehículos eléctricos, lo que llevó al público a creer que la demanda estaba impulsada por el mercado.

“En lugar de un crecimiento orgánico impulsado por vehículos deseables y la demanda de los consumidores, HMA creó un esquema de varios niveles para hacer que sus distribuidores informaran ventas falsas”, afirma la demanda.

La demanda cita declaraciones en una llamada telefónica de un gerente de ventas de distrito de Hyundai que dijo “tenemos que alcanzar una cifra para la prensa y para los coreanos”.

Los distribuidores dijeron que se les negó los beneficios de Hyundai y pidieron al tribunal que les otorgue una cantidad no especificada de daños para cubrir las ventas, los ingresos y las ganancias perdidas.

Napleton llegó a un acuerdo con Chrysler en 2019 después de que esta demandara al fabricante de automóviles en 2016 por supuestamente conspirar para inflar las cifras de ventas. Chrysler negó las acusaciones y los términos del acuerdo fueron confidenciales.

En una acción relacionada, Chrysler acordó en 2019 pagar 40 millones de dólares a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos para resolver las acusaciones de que engañó a los inversores con cifras de ventas mensuales supuestamente infladas.

Con información de Reuters.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube y no te pierdas de nuestro contenido

 

Siguientes artículos

Eli-Lilly-intestinales
Eli Lilly comprará desarrollador de medicamentos contra enfermedades intestinales por 3,200 mdd
Por

Se espera que la adquisición de la biofarmacéutica Morphic Holding se cierre en el tercer trimestre del año, indicaron l...