El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) obtuvo en 2016 un superávit por 6,400 millones de pesos que garantizan la sustentabilidad financiera hasta el 2020.

Esta es la primera vez en 8 años en la que el Instituto logra un superávit, luego de que en 2012 estaba en quiebra técnica, con un déficit de 8% del gasto, detalló su director general, Mikel Arriola.

Los recursos sobrantes, los más altos en los últimos 35 años, se invertirán en equipos para mejorar el servicio médico y en el plan de infraestructura 2016-2018, con el que se prevé la apertura de 12 hospitales de especialidades y 40 unidades de medicina familiar, con una inversión de más de 26,000 millones de pesos.

En entrevista con Radio Fórmula la mañana de este miércoles, el funcionario descartó que el IMSS vaya a sufrir una crisis financiera en el cierre del actual sexenio así como al inicio del próximo.

PUBLICIDAD

Gracias al superávit y a la disciplina presupuestaria, agregó, el Instituto también podrá cumplir con la atención y los pagos a 3.7 millones de pensionados.

Arriola detalló que de los 12 nuevos hospitales, ya se entregó uno en Colima, este año se entregarán otros tres y para 2018 se abrirán más en Monterrey, Tepozotlán, Tapachula, León, Ixtapan de la Sal, Pachuca, Ciudad Acuña, Bahía de Banderas y Atlacomulco.

Lee también: IMSS va por cuatro hospitales más a través de licitaciones

Al presentar ayer martes los detalles del informe sobre la situación financiera y riesgos del IMSS 2016-2017, el director del IMSS indicó que se han hecho esfuerzos en mejoras operativas, de recaudación, fiscalización y eficiencia en la administración de sus recursos.

De esta forma, se logró un menor gasto corriente por 7,300 millones de pesos, por lo que al cierre del año pasado se logró una disminución real de 2% con respecto a 2015.

“Las medidas asociadas al control eficiente del gasto generaron ahorros sustanciales a través del esquema de compras consolidadas de medicamentos, vacunas y material de curación; contratación de servicios integrales; sustitución del parque vehicular con arrendamiento en lugar de adquisición y disminución del gasto de operación en prestaciones económicas”, apuntó el IMSS en un comunicado.

Además, se instrumentó una simplificación regulatoria, a fin de que trabajadores y patrones inviertan menos tiempo en realizar trámites, mencionó Arriola en la presentación.

La utilización de herramientas digitales también ha sido impulsada en los últimos años; de 2013 a mayo de 2017 se han realizado más de 149 millones de trámites de forma digital y a la fecha se registra un avance de 78% de trámites digitalizados en materia de incorporación y recaudación.

Asimismo, con la app IMSS Digital, la cual acumuló más de 1.3 millones de descargas en teléfonos inteligentes y tabletas de marzo de 2015 a junio de 2017, se pueden realizar servicios como agendar una cita médica, obtener del Número de Seguridad Social o hacer altas y cambios de clínica.

Por otra parte, el director del IMSS advirtió que aún hay retos en materia financiera, pues el pasivo pensionario representa una carga de más de 2 billones de pesos durante los próximos 70 años; para 2017, agregó, se estima un gasto de 79 mil 442 millones de pesos por este rubro.

 

Siguientes artículos

Pemex perfora 10 pozos sin permiso y enfrentará sanción
Por

El descubrimiento de los 10 pozos perforados sin autorización ocurrió después de tres visitas de inspección durante juni...