Francisco Cervantes Díaz, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no está otorgando incentivos a las empresas atraídas por el nearshoring para invertir y construir fábricas en México.

“Incentivos, como tal, no hay; lo que estamos trabajando es que haya incentivos a las pequeñas y medianas empresas (pymes), que es ahí donde se necesitan incentivos”, declaró el dirigente empresarial durante el panel “Nearshoring: Oportunidad única para México”, realizado en el marco del 80 aniversario de The American Society of Mexico.

El empresario recordó que hoy se requiere de una banca de desarrollo más dinámica para apoyar a las pymes.

“En las grandes empresas se busca que haya facilitación, que haya reglas claras, y sobre todo un Estado de derecho y son dos cosas en las que tenemos que trabajar mucho”, apuntó.

Lee también: Empresarios chinos se suman al ‘nearshoring’ con un alud de inversiones: Constellations Brands

Cervantes Díaz recordó que actualmente están trabajando de la mano con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Plan México para la relocalización de empresas de Asia en México.

“En los últimos años se ha resaltado la necesidad de buscar soluciones innovadoras ante la crisis sanitaria y económica y las tensiones geopolíticas en Europa del Este”, añadió.

La pandemia de Covid-19, detalló, vino a revolucionar la manera en que se conducen y manejan los negocios en México, Estados Unidos y Canadá.

La crisis trajo retos y oportunidades y México se muestra como un actor clave en el proceso de nearshoring, que es básicamente del traslado de operaciones de las empresa de Asia a Norteamérica.

“El término de nearshoring fue acuñado en México por Softtek, una empresa de Blanca Treviño, a la que le reconocemos su permiso de la marca registrada”, expresó el presidente del CCE.

México, insistió, se ha convertido en un destino atractivo para generar flujos comerciales y de inversión, lo cual abre a la economía mexicana la oportunidad de crecer.

El nearshoring, frente a la disrupción de las cadenas de suministro, está abriendo paso al nacimiento de un nuevo sector logístico y comercial, sostuvo Cervantes Díaz.

“México tiene la oportunidad de ser parte del cambio importante y debe aprovechar su cercanía geográfica, política y amistosa con Estados Unidos”, agregó.

Aunado a esto, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es un instrumento que da certeza jurídica a la fuerza laboral y, por otro lado, los mil kilómetros de frontera compartida son algunos de los factores favorecidos con el boom del nearshoring, destacó el dirigente del CCE.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Enel
México requiere inversión de 13,000 mdd en proyectos solares para lograr meta de energías limpias
Por

La Asolmex aseguró que México tiene las condiciones y la tecnología para detonar la energía solar, pero no se ha trazado...