Notimex.- La industria automotriz se encuentra en “crisis”, con 30 meses consecutivos a la baja en ventas en el mercado interno, siete meses de caída en la producción y cuatro meses seguidos en descenso en exportación.

Así lo manifestó, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, quien explicó que en noviembre de este año se vendieron 124,797 vehículos ligeros nuevos.

Dicha cifra, representó 7.0% menos frente al mes anterior, pero “con una mejora por las ventas del Buen Fin”, con lo que suman más de 1 millón 187,000 unidades vendidas, afirmó en conferencia de prensa.

Sin embargo, dijo, en el acumulado de enero a noviembre de 2019, la caída fue mayor, 7.6% por debajo de lo registrado en 2018.

Para el cierre de este año, indicó, se mantiene la preocupación, pues “seguimos viendo un mercado en retroceso con una expectativa de cierre de ventas de entre 1 millón 300,000 a 1 millón 310,000 unidades vendidas”.

La expectativa para 2020 no cambia, pues se estima que el mercado interno seguirá a la baja y proyecta que de 1 millón 310,000 bajará a un rango de entre 1 millón 250,000 a 1 millón 271 unidades en venta.

También lee: AMIA pide más regulación para vehículos con hologramas 1 y 2

Al respecto, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, aseguró que “la industria presenta un freno que resulta principalmente por lo que está ocurriendo en los mercado mundiales, seguido de la caída en exportación. Son cuatro meses de caída en exportación y con esto vemos difícil alcanzar las cifras en nuestras producciones”.

Respecto a la producción nacional, subrayó que en noviembre se fabricaron poco más de 300,000 autos mostrando una caída de 13% en comparación con igual mes de 2018.

En tanto, en el acumulado enero-noviembre, la producción total fue 3 millones 542,767 unidades, lo que significa una caída de 3.5 por debajo de lo fabricado en 2018.

En lo que se refiere a la exportación, el panorama no es positivo, en noviembre se vendieron 268,296 vehículos ligeros, lo que significó una disminución de 7.5% respecto a un año antes.

Asimismo, en el acumulado de enero a noviembre, la caída fue de 2.2% y suman 3 millones 104,359 unidades exportadas, con lo cual quedarán lejos de la meta proyectada de 3.9 millones de autos exportados.

De acuerdo con Rosales, las causas de la crisis en el mercado automotriz se deben: a una caída persistente en la inversión fija bruta, desde 2014 y 2016, lo que muestra una desaceleración de la economía, el estancamiento del empleo formal y el consumo.

Así como factores externos, como el conducto comercial Estados Unidos-China; la posible ratificación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lo que causa incertidumbre en los inversionistas.

Por último, Guillermo Rosales insistió en que para superar la crisis del mercado automotriz es necesario un programa de reactivación.

Te recomendamos: Monreal prometió quitar artículo para legalizar autos ‘chocolate’: AMIA

 

Siguientes artículos

Gobierno de México alista mensaje sobre el T-MEC
Por

Aunque no se ha confirmado la hora, se prevé que en su mensaje se informará sobre los acuerdos alcanzados en las negocia...