De aprobarse la propuesta hacendaria del Ejecutivo, las asociaciones de la industria automotriz prevén afectaciones en los flujos de inversión y competitividad.

 

Las principales asociaciones que integran la industria automotriz aseguran que de aprobarse la Reforma Hacendaria se pondrían en peligro las inversiones y la competitividad de este sector de la economía.

Durante 2012, la industria automotriz generó cerca de 36,000 millones de dólares de divisas netas. Asimismo, la producción mexicana de vehículos logró posicionarse en el octavo lugar a nivel mundial y el quinto en la fabricación de autopartes, logros que la industria automotriz asocia a los esquemas de facilitación aduanera y fiscal, así como de los procesos eficientes de manufactura.

PUBLICIDAD

“La industria automotriz representada por las asociaciones de fabricantes de automóviles, vehículos pesados, fabricantes de autopartes, distribuidores y los comerciantes de vehículos seminuevos, manifestamos nuestra fundada y enorme preocupación, ante la eventual y pronta aprobación de estas medidas fiscales y aduaneras.  La reforma hacendaria -tal cual ha sido planteada- implicaría la pérdida de competitividad, inversiones y empleos”, aseguran las asociaciones de la industria en un comunicado.

Dentro de los riesgos que ve la industria en la reforma se encuentra la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las importaciones de maquinaria y material de ensamble, lo que le implicaría un incremento en el costo de producción.

“De aprobarse el gravamen propuesto por el Ejecutivo Federal, la industria automotriz mexicana competirá en condiciones de desventaja”, dicen las asociaciones.

Asimismo, aseguran que un gravamen adicional del 10% sobre el pago de dividendos al extranjero, lo cual restaría incentivos para atraer inversiones foráneas en una industria que se encuentra integrada por empresas extranjeras.

Por otro lado, destacan el impacto negativo que podría tener en la venta de autos nuevos el reducir la deducibilidad de vehículos con un valor de 175,000 pesos a 130,000 pesos, sumado a la reducción de la deducibilidad por el arrendamiento de 250 a 200 pesos diarios.

“Las ventas de autos deben ser incentivadas mediante instrumentos de promoción, toda vez que el  potencial de crecimiento del mercado interno permite plantear la creación de 300,000 empleos adicionales en los próximos años”, aseguran las asociaciones de la industria.

La industria automotriz confía en que las medidas que se incluyen en la propuesta del Ejecutivo puedan ser reconsideradas: “Estamos a tiempo de buscar alternativas que, sin contravenir el interés público, permitan que esta industria pueda seguir siendo bandera de calidad y trabajo para México”.

En este sentido, aseguran las asociaciones que ya han iniciado un diálogo con las autoridades de la Secretaría de Economía, para buscar que las medidas del paquete hacendario no afectan a la industria nacional.

El posicionamiento de la industria se encuentra suscrito por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la Industria Nacional de Autopartes (INA), la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), la Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados (Anca), así como la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact).

 

Siguientes artículos

Starbucks pide a clientes en EU no portar armas
Por

La cadena señaló que estos actos han generado confusión y consternación entre clientes y empleados; la medida no aplica...