Hoy en día, pese a que los empaques de alimentos y bebidas son parte vital de la cotidianeidad de las personas que habitan el mundo contemporáneo, aún queda mucho por hacer en materia de cuidado ambiental para disminuir los residuos a nivel global. En este sentido, la Industria Mexicana Coca-Cola, quien ha venido desarrollando envases reciclables y de cada vez menor impacto ambiental, ha dado un salto importante a través de la meta global de un Mundo sin Residuos (World Without Waste).

Ante este escenario, James Quincey, presidente y CEO de The Coca-Cola Company aseguró que “en el mundo existe una problemática alrededor de los empaques y que, al igual que el resto de las compañías, tenemos la responsabilidad de ayudar a resolverlo”.

También puede interesarte: Personal, social y ambiental. Las tres líneas de acción que detonan el desarrollo sustentable

Es así que la Compañía Coca-Cola y sus socios embotelladores a nivel mundial, adquieren el compromiso de recolectar y reciclar una botella o lata por cada una de las que venda para el 2030, mediante dos ejes de acción fundamentales:

PUBLICIDAD

– Invertir en el planeta. Para 2030, por cada botella o lata que venda la empresa a nivel mundial, recuperará otra para que ésta tenga más de una vida útil.

– Invertir en envases. Para alcanzar el objetivo, la compañía sigue trabajando para conseguir que todos sus empaques sean 100% reciclables a nivel mundial.

Con estas dos acciones en el panorama, la Industria Mexicana Coca-Cola se encuentra en constante innovación, integrando nuevos materiales y tecnologías para hacer de sus latas y envases contenedores 100% amigables con el entorno natural.

Ejemplo de lo anterior es la integración de Ciel Botella Azul, la cual está elaborada 100% de otras botellas, asegurando que cuando se consume el agua Ciel se hace desde una botella totalmente reciclada con PET grado alimenticio, fomentando con ello el buen manejo de residuos y cuidado del entorno, a través de sus plantas recicladoras PetStar e IMER.

En la actualidad, PetStar es la planta recicladora más grande del mundo. Tiene la capacidad de procesar y transformar 85,000 toneladas de PET, lo que es equivalente a más de 4,100 millones de botellas al año.

Desde 2012, millones de empaques de PET se elaboran 100% con material reciclado y además, se incorpora en promedio 29% de resina reciclada o bien, de elementos provenientes de fuentes renovables. Como resultado de estas acciones, en 2016 la Industria Mexicana Coca-Cola evitó que se emitieran a la atmósfera más de 10 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2), es decir 24.4% menos que el año anterior.

Sin embargo, todo este esfuerzo es sólo la punta de lanza de un compromiso mayor con el medio ambiente. En este sentido, Manuel Arroyo, presidente de Coca-Cola México afirmó que el lograr que todos los empaques de la compañía sean 100% reciclables es sólo una parte del compromiso. “Si algo se puede reciclar, se debe reciclar, por lo que nuestra meta también es ayudar en la difusión de esta cultura. En la Industria Mexicana de Coca-Cola hemos conseguido importantes avances a través de nuestras plantas de reciclaje, continua innovación y constancia. Ahora, reforzamos nuestras acciones para contribuir en esta valiosa meta que tenemos como sociedad y compañía”, recalcó el directivo.

Haz clic para más información: Coca-Cola Journey.

 

Siguientes artículos

Davos 2018 | El balance del comercio global, según el WEF
Por

Mientras los líderes del mundo están abiertos al comercio mundial, Donald Trump promueve una agenda proteccionista para...