A través de su crecimiento, portafolio de productos, así como acciones enfocadas al bienestar social y las soluciones ecológicas, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) se ha posicionado como una de las compañías más importantes del País. Hoy, y de cara a su primer siglo de existencia en México, el objetivo sigue manteniéndose firme: ofrecer un portafolio total de bebidas que atienda las distintas necesidades de los consumidores, además de crecer con conciencia, haciendo negocios de la manera correcta.

Con el paso del tiempo y de su huella en la vida nacional, la evolución de la IMCC se ha dado de manera decisiva, trayendo a la vida de los mexicanos no sólo una amplia gama de productos, sino incorporando a su vez valores como empresa, mismos que han derivado en acciones de valor compartido, a favor del desarrollo.

Con una trayectoria de 92 años, la IMCC se ha consolidado como una de las compañías más sólidas del país desde diversas aristas, entre ellas, un portafolio de bebidas, compuesto por 75 marcas, de las que derivan 260 presentaciones con menos de 100 calorías.

Además, en la actualidad el 45% de sus productos son bajos o sin azúcar, así como la opción de 235 ml y otras porciones aún más pequeñas, asegurando un consumo medido y congruente con las porciones.

PUBLICIDAD

La IMCC es hoy por hoy la compañía total de bebidas en México con mayor reconocimiento, prestigio que suma también en su aporte económico como uno de los principales empleadores en el país, generando más de 97 mil trabajos formales de manera directa y más de un millón de forma indirecta.

Esta riqueza ha sido también un semillero que contribuye al crecimiento económico y el bienestar integral del país, focalizando su capacidad y esfuerzo en un compromiso sustentable, mediante una inversión consecuente con un fuerte sentido social. El objetivo de poner en marcha un dinamismo ya sea en materia de innovación tecnológica, responsabilidad social, como en desarrollos verdes o programas de integración, que se traduce al final en beneficios claros y de valor compartido para la sociedad.

Su visión se inserta en la construcción de un futuro sustentable, bajo la filosofía colaborativa que integra a la iniciativa privada, el sector público y las organizaciones civiles, de la mano de las comunidades -también conocido como Triángulo de Oro-, en programas que contribuyan al bienestar integral.

La filosofía colaborativa que impulsa la IMCC integra a la iniciativa privada, el sector público y las organizaciones civiles, de la mano de las comunidades en programas que contribuyan al bienestar integral.

La credibilidad que hoy posee la Industria Mexicana de Coca-Cola se encuentra reconocida y avalada desde prácticamente todas los campos de acción: la obtención de la máxima calificación dentro de los 10 puntos de la lista MERCO Empresas, así como el galardón por décimo octavo año consecutivo del distintivo de Empresa Socialmente Responsable otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), ha impulsado a la IMCC a seguir desarrollando iniciativas sustentables que contribuyen al progreso de México.

También puede interesarte: Un mejor futuro: El caso de la reducción de CO2 

 

Siguientes artículos

Diversidad e inclusión laboral, un factor de éxito en los negocios
Por

No es secreto que la inclusión y la diversidad dentro de un marco laboral debería ser una prioridad en todas las empresa...