Infodemia es un término creado por la OMS para referir la forma en la que información falsa o incorrecta empieza a esparcirse de manera acelerada a través de medios de comunicación y plataformas digitales, haciendo una analogía con la forma en la que una pandemia crece.

El término se refiere en particular a la situación que se vive actualmente en África respecto del coronavirus y toda la información alza que corre como pólvora. Uno de los primeros y más populares mensajes de la actual situación es uno que a la fecha sigue corriendo en WhatsApp y que inició en el norte de Nigeria que decía que para evitar el contagio o curarse de coronavirus había que tomar una infusión de agua y ajo o mascar dientes de ajo.

De ahí, los rumores que corren WhatsApp, Google, Facebook, Tik Tok y Twitter son incontables ya. Tan así es, que la OMS ha lanzado una campaña para evitar que los rumores sobre el Covid 19 sigan creciendo, principalmente en redes sociales.

Sin embargo, no sólo África esta teniendo problemas con la información, el mundo entro también. Hackers y oportunistas aprovechan la pandemia y la necesidad de información de la población para cometer actos ilícitos o poco éticos en el mejor de los casos.

Así, empiezan a aparecer sitios web que supuestamente ofrecen información sobre la epidemia, pero que sólo buscan robar datos de los usuarios para cometer fraudes bancarios; o bien, para generar tráfico en sitios web, por ejemplo a través de titulares como “así nació el  coronavirus”, “este alimento previene el coronavirus”, y generar ganancias a través de la venta de espacios publicitarios en sitios automatizados.

De acuerdo con el sitio de cberseguridad Check Point , el registro de sitios que contienen alguna de las palabras clave asociadas con coronavirus también crece aceleradamente. Desde enero a la fecha, se han registrado cerca de 4 mil sitios nuevos, de los cuales el 5% es malicioso y el 50% de ellos podrían serlo. Esto se refiere a que son sitios de phishing, malware, spam, etcétera, lo que nos advierte sobre cómo hackers están aprovechando la situación para cometer crímenes cibernéticos.

Los correos electrónicos tampoco están exentos. En Italia se han detectado mensajes que se ha enviado a nombre de la OMS un supuesto documento de medidas de control que en realidad desata malware.

Otra de los grandes retos son las teorías de la conspiración, sobre todo en grupos privados de Facebook. Se han identificado diferentes grupos hasta con 100 mil seguidores que hablan sobre el origen del coronavirus como arma biológica, como designio divino.

En el extremo opuesto, China no sólo ha controlado la información, sino prácticamente la ha restringido. En un informe elaborado por la ONG canadiense Citizen Lab (), se reporta que YY, una popular plataforma de contenido en vivo y videos y WeChat, un de las redes sociales con mayor presencia, han ocultado todos los términos de búsqueda del coronavirus, incluyendo lo neutrales y los informativos, protegiendo a la población de rumores, pero también de medidas de prevención y seguridad.

Para evitar la Infodemia a la que hace referencia la OMS lo más importante es evitar compartir información no verificada o que no provenga de fuentes oficiales, ser muy escrupuloso con la información recibida, revisar la información en varios medios de comunicación y siempre corroborar en fuentes oficiales.

 

Contacto:

Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

UNAM avanza en su modelo animal para crear vacuna contra Covid-19
Por

"Los puntos de control se han superado de buena forma", afirmó Laura Alicia Palomares Aguilera, investigadora del Instit...