El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hace casi una semana que, ante las múltiples quejas entorno a los «impagables» créditos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), tomaría cartas en el asunto y pediría que se revisarán. Ese día llegó y el organismo dio a conocer que ya se revisan 160,000 casos.

Esto forma parte del programa de reestructura de créditos hipotecarios que realizará el Instituto y mediante el cual serán sometidos a revisión 160,000 financiamientos en una primera etapa.

El objetivo es trasladar el monto de los créditos que fueron otorgados bajo el formato de Veces Salario Mínimo (VSM) a pesos con una tasa de interés fija, según señaló el director general del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez.

«Eso sucedía (que la deuda con el Infonavit no disminuía) cuando el crédito estaba en salarios, ahora se tiene una tabla de pagos cierta en pesos y va disminuyendo el saldo. Para ellos estamos haciendo un programa de reestructura que beneficiará a más de 150,000 trabajadores en la primera etapa. Y así buscaremos a todos», dijo en su cuenta de Twitter.

El director del Infonavit explicó que desde 2015 no se otorgan financiamientos bajo el esquema propuesto, pese a que todos los créditos emitidos con antelación fueron contratados en ese rubro, por lo que en 2017 el incremento de los mismos se realizaba con referencia a la Unidad de Medida y Actualización (UMA), a fin de colocar el aumento entre el valor del salario mínimo y del UMA.

Derivado de esto, señaló que los trabajadores concentrados en el esquema en VSM presentan dificultades para terminar de pagar sus créditos bajo el modelo implementado en 2017, ya que destinan menos a su capital y su deuda incrementa conforme al UMA.

Fernando Soto, director de Tu Hipoteca Fácil, dijo en entrevista para El Universal, detalló que «al ser a tan largo plazo, lo poco que amortizan de capital en el año se actualizaba por encima de lo que amortizaban al hacer la actualización del salario mínimo o las UMA, eso técnicamente impedía que se redujera la deuda real en pesos, aunque hubiera una pequeña o marginal amortización de la deuda en salarios mínimos».

Agregó que hay 5 millones de créditos denominados en VSM que se tienen que reestructurar a pesos.

Te puede interesar:

Confidencias | Millennials, reto para el Infonavit

 

Siguientes artículos

suburbia-tienda
Así ha cambiado Suburbia desde que es ‘parte de la vida’ de Liverpool
Por

En los primeros nueve meses de 2018, Suburbia registró un incremento de 13.2% en sus ventas en mismas tiendas, tiempo en...