Kamala Harris, candidata vicepresidencial con descendencia hindú-jamaiquina en pro de los derechos de las mujeres y minorías, revitalizará la campaña Joe Biden, el candidato a presidencial demócrata cuya carrera electoral está marcada por un escándalo de abuso sexual, señalan expertas en la materia consultadas por Forbes México.

La designación de Harris, senadora por California y exfiscal de San Francisco, como compañera de fórmula de Biden en la elección presidencial, promete un giro en la política migratoria, de seguridad, combate a la corrupción, temas raciales y en el avance a los derechos de las mujeres.

Con el anuncio de la integración de Harris a la campaña de Biden, las encuestas recabadas por RealClearPolitics mostraron un incremento en su popularidad de 6 a 10 puntos.

Te puede interesar: Biden, el aspirante a la Casa Blanca que busca el voto latino

“Esta decisión favorece a Biden después de que se avivaran los escándalos de abuso sexual por parte de ambos candidatos presidenciales, quien asume la responsabilidad de la campaña y los rezagos mediáticos, sería Kamala, siendo una estrategia política”, explica María G. Peña González, experta en derecho internacional de la Universidad La Salle (ULSA).

En mayo de este año, Tara Reade, una ex empleada de Biden; afirmó que en 1992 el entonces senador metió la mano debajo de su falda e introdujo sus dedos en la vagina, informa The New York Times vía Associated Press

De hecho, el discurso de debut de campaña, Harris expresó que está lista para empezar a trabajar y dedicó sus palabras a las mujeres heroicas y ambiciosas que la preceden, cuyo esfuerzo, sacrificio, determinación y resistencia hicieron que su presencia sea posible.

Tras dar su agradecimiento a las mujeres estadounidenses, Harris habló sobre lo importante que es su familia para ella y cómo sus padres inmigrantes -padre jamaiquino y madre hindú- se conocieron durante las protestas por los derechos civiles en Oakland.

Al venir de una esfera política, Kamala representa a las mujeres estadounidenses que laboran y se identifican con la candidata, “va a movilizar, más que a la comunidad afroamericana, a las mujeres profesionistas”, comenta Estefanía Cruz Lera, especialista del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM.

Harris de 55 años, nació en Oakland, su madre fue una científica experta en el cáncer de mama y su padre un economista en la Universidad de Stanford, al crecer, se convirtió en abogada, exfiscal y senadora.

Lee también: Asesora de Trump compara a Kamala Harris con Marge Simpson; así le responde el personaje amarillo

La compañera de formula de Biden se ha pronunciado a favor del matrimonio igualitario, aborto legal, la legalización del cannabis, está a favor del movimiento Black Lives Matter 2020 por George Floyd y se opone a la pena de muerte.

“Harris cataliza las deficiencias discursivas de Biden con su gran capacidad de oratoria y argumentos de abogada”, comenta Ileana Rodríguez analista en derecho internacional del Tecnológico de Monterrey.

En cuanto a su relación con México, al negociarse el T-MEC en Estados Unidos, Harris estuvo en contra de dicho tratado y el Acuerdo Transpacífico, “si gana el partido demócrata, México tendrá que hacer un ‘coqueteo diplomático’ y una suerte de cabildeo”, comenta María G. Peña González.

Te invitamos a consultar las ponencias del Foro Forbes Conecta Showtime

Se estima que mientras las elecciones avancen, el acercamiento entre México y Estados Unidos será con ambos candidatos para no arriesgar la relación diplomática con quien resulte ser el futuro presidente electo.

Trayectoria laboral

Kamala se define como una “fiscal progresista”, su motivación para pertenecer a la fiscalía fue cambiar el sistema “desde adentro”, propuso tener mano dura contra el crimen y las desigualdades del sistema de justicia penal, penitenciario y de fianzas. 

Como senadora, Kamala implementó el proyecto de ley “Medicare para todos” con Bernie Sanders, durante su trayectoria ha apoyado propuestas de ley para aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora.

Mientras Estados Unidos lucha contra la COVID-19, en medio de acusaciones por abuso sexual a ambos candidatos presidenciales y a 77 días de las elecciones, Kamala se presenta a la candidatura como un catalizador social que determina el rumbo de cambio para el país y el mundo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Extorsión y trata digital; crece la violencia hacia las mujeres en las apps de citas
Por

Legalmente, se pueden perseguir tres delitos asociados al comportamiento de los acosadores: acoso sexual, difusión de co...