Ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la posible salida de Estados Unidos del acuerdo, México se enfrenta a un gran reto: incrementar la inversión local, sobre todo en lo que corresponde al desarrollo de tecnología.

“Uno de los retos que tenemos es que la inversión doméstica se suba a esta infraestructura, con una visión empresarial más atrevida. Y no vayamos solo a los mercados más cercanos o conocidos, y podamos explorar otras áreas que tradicionalmente no se han explorado, donde sin duda las firmas mexicanas tenemos capacidad para competir. Donde se requiere mayor inversión es en lo tecnológico”, comentó Manuel Padrón, socio líder nacional del grupo de práctica de Comercio Exterior y Aduanas en Baker McKenzie México y asesor dentro del Cuarto de Junto de la Industria Maquiladora y de Manufactura de Exportación en el TLCAN.

Padrón señaló que la economía global se mueve rápidamente en lo que a tecnología se refiere, por lo cual México necesita de mayor inversión, sin olvidar que hay que seguir impulsando otros sectores en los que el país es fuerte, como es el caso del sector manufacturero.

Necesitamos “inversionistas locales que puedan y se atrevan a participar en estos mercados de manufactura, con desarrollo de productos propios y tecnología”, agregó el especialista.

PUBLICIDAD

México cuenta con talento de tecnología, incluso en 2018 fue la primera vez que alrededor de 20 startups asistieron al Consumer Electronics Show (CES), en Las Vegas, un evento anual donde se presentan innovaciones del sector. Para 2019, se espera que la delegación que represente a México cuente con más de 50 empresas.

Por otra parte, Adriana Ibarra, socia nacional del grupo de práctica de Comercio Exterior y Aduanas en Baker McKenzie México, señaló que también la diversificación en exportaciones es importante para México ante la renegociación del TLCAN.

“Hay muchas oportunidades y México no se esperará a que se acabe la renegociación del acuerdo o a que Estados Unidos tome la decisión final de dejar el TLCAN. México tiene muchos tratados de libre comercio con varios países y no se les ha sacado el jugo que se les podría sacar, sobre todo con economías muy fuertes como la europea o con Japón”, comentó Ibarra.

“No es un tema de la noche a la mañana (la diversificación), es de crecimiento y petición de negocio. La infraestructura jurídico y comercial ya está de alguna manera puesta, aunque se está mejorando. Tenemos pláticas de mejorar el tratado de libre comercio con la Unión Europea, pero algunos sectores les podrían tomar más tiempo que a otros”, agregó Padrón.

Te recomendamos: Llegó la hora de la verdad para las reglas de origen en el TLCAN

 

Siguientes artículos

Bitcoin: está por reventar la burbuja más grande de la historia
Por

Las históricas burbujas del oro, plata, puntocom, hasta la década perdida japonesa son eclipsadas por el descenso potenc...