Por Francisco Coll Morales*

La inversión en investigación y desarrollo (I+D) se considera uno de los principales motores del funcionamiento de la economía de los países, a la vez de un componente fundamental para la generación de talento e innovación en un país.

Esta inversión en I+D ha llevado a países como China o Alemania a conseguir posicionarse como una de las principales economías del mundo. Sin embargo, todavía existen algunos países que no se paran a pensar en la importancia que supone que un país invierta en investigación y desarrollo y han reducido su partida presupuestaria para destinarlo a este fin.

La inversión en investigación y desarrollo de un país es un aspecto clave para que un país progrese. Esta inversión supone la adquisición de conocimiento y competencias, que bien utilizadas y aplicadas, pueden hacer crecer la economía nacional. Sin embargo, esto no se toma en cuenta a la hora de preparar los presupuestos y realizar los desembolsos.

PUBLICIDAD

Muchos países acusan a los países más desarrollados de realizar inversiones muy excesivas en I+D por la razón de su capacidad y su posesión de recursos, pero los estudios reflejan totalmente lo contrario. Estos países que poseen más recursos, -siendo uno de los mejores ejemplos el caso de los Estados Unidos- su inversión en I+D ha sido muy superior a la de otros países de menor capacidad y recursos a lo largo de su historia, dejando claras evidencias de que existe una gran relación entre la obtención de recursos y la competitividad de un país y su tasa de inversión en Investigación y desarrollo.

 

Estas razones dicen mucho de la importancia de realizar inversiones en investigación y desarrollo. Si un país realiza grandes inversiones en I+D, el conocimiento y las prácticas del país podrán mejorar considerablemente, lo que ha llevado a países como Estados Unidos a tener las empresas más innovadoras del mundo y a generar un gran abanico de aportes a las ciencias, desembocando en una infinidad de premios Nobel.

Esto nos puede llevar a pensar que invertir en I+D solo serviría para realizar aportes a la ciencia, pero que no generasen beneficio económico para la economía y las empresas del país, algo completamente incierto. Como hemos dicho anteriormente, si observamos los datos de los países que más invierten en I+D y la relación de empresas que poseen su tejido empresarial, podemos observar como los países que más invierten en investigación y desarrollo, también son los que poseen las empresas más innovadoras y tecnológicas del mundo, siendo un claro ejemplo el caso de Corea, China y EU, países que poseen un gran porcentaje de las empresas más punteras del mercado.

No solo es importante que un país sea el encargado de suministrar fondos para poder invertir en investigación. El sector privado también tiene que afrontar esa responsabilidad al igual que el gobierno y aportar a esta causa una serie de fondos que ayuden a su propio país a prosperar hacia un mercado mucho más competitivo e innovador.

 

En el caso de nuestro ya conocido y mencionado Estados Unidos, su inversión privada en I+D supone un gran porcentaje de la inversión realizada en I+D. Además, sus grandes esfuerzos por lograr ser los líderes de la industria los ha llevado a desarrollar fuertes iniciativas por parte del Gobierno para fomentar la innovación y el desarrollo en sus empresas, unas iniciativas que han obtenido unos grandes resultados si observamos el caso de Sillicon Valley, una ciudad con un gran número de empresas tecnológicas entre las que se encuentran las más innovadoras del mundo.

Aunque se preste especial atención a los Estados Unidos como ejemplo de innovación y desarrollo de las empresas, grandes países como China, Corea o Japón también poseen un gran número de empresas entre las más punteras e innovadoras del mercado. Si observamos las principales empresas del mercado por industrias, muchas de estas tienen origen asiático. En el caso de Samsung, la multinacional tecnológica coreana, su acelerado ritmo de innovación le ha llevado a posicionarse en los rankings como una de las principales empresas en tecnología del mundo, siendo una empresa de las más competitivas de la industria.

Por último, invertir en I+D no solo lleva al país a poseer un gran número de “cerebritos” o poseer un tejido empresarial líder, también deriva en una enorme creación de empleo. El que países como Corea tenga una empresa como Samsung, no solo le está generando un gran prestigio al país en materia de innovación y desarrollo. Si no que la innovación y el desarrollo de la empresa le ha llevado a la necesidad de precisar de más empleados, haciendo caer el desempleo por donde esta pase.

Esto es una causa fundamental para un país y que debería llamar la atención de este a la hora de intentar encontrar la importancia que conlleva aumentar la inversión en I+D, ya que una empresa competitiva tendrá un mayor nivel de crecimiento, lo que le llevará a poseer mayores clientes y tener una mayor producción, derivando en la contratación de más empleados y la construcción de más centrales de producción. Esto supone un gran crecimiento para el país, para el tejido industrial y para la sociedad de este.

¿Puede competir un país sin invertir en I+D?

No es casualidad que los países que más invierten en I+D, sean los mismos que poseen las empresas más competitivas del mercado a nivel global. Es más, si observamos un poco más de cerca estos países, podemos observar como existe una estrechísima relación entre la proyección de sus empresas a lo largo de la historia y el aumento de la inversión en I+D.

Alemania, Corea, EU, son ejemplos de países que poseen un gran tejido empresarial y unas tasas de crecimiento altísimas que distan mucho del resto de países a nivel global. Estos países, además, son los países que poseen las mayores tasas de inversión en I+D del mundo, una muestra de la gran relación entre crecimiento económico e inversión en I+D. Para más inri, estos países poseen las empresas con mayores tasas de inversión en I+D del mundo, un hecho que les ha llevado a ser las mejores del mercado.

Histórico de la inversión en I+D de la norteamericana Apple.

 

En el contexto mundial que vivimos hoy en día, cada vez son más las empresas que están reforzando su inversión privada en adquirir y mejorar sus procesos con el fin de ser más competitivos dentro de su sector. La globalización, el gran avance en la automatización de procesos y la interconexión de las industrias las ha llevado a precisar de mejoras para mantenerse en la lucha por la supervivencia dentro de un mercado cada vez más exigente y competitivo.

Antaño, esta idea se podía considerar como un “esfuerzo extraordinario” que hacía la empresa para mejorar y reforzar su posicionamiento en el mercado. Cosa que hoy se ha convertido en imprescindible si se quiere continuar dentro del mercado y seguir generando beneficios.

Vivimos en un mundo donde los avances dentro de los sectores crecen a un ritmo cada vez más acelerado, un mundo cada vez más exigente con sus empresas y que precisa de productos innovadores y novedosos. Esta situación obliga a las empresas a ser cada vez más innovadoras y a lanzar productos o servicios cada vez más novedosos y que aporten nuevas funciones a la sociedad, por lo que si un país quiere que sus empresas sobrevivan a este contexto, es imperativamente necesario el refuerzo de la inversión en I+D del mismo y la concienciación por parte del sector privado de que se precisa de un apoyo privado que refuerce esta inversión pública, es decir, que se componga fundamentalmente por inversión pública, pero que se apoye con una gran inversión privada.

En conclusión, este es el método para garantizar el éxito de los países, ya que un país con un tejido empresarial competitivo garantizará grandes mejoras para su economía y sus ciudadanos. Es por lo que se tiene que incentivar una continua inversión en I+D y con gran crecimiento exponencial, llevando al país a generar conocimiento y talento que garanticen el futuro de su economía y sus empresas.

*Analista en Economipedia y Foro Económico Mundial, director de desarrollo de negocio de HAC Business School de Nueva York.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

economía dinero
¿Se pueden hacer cobros con dólares y otras monedas en México?
Por

¿Es legal que las empresas te cobren por sus servicios en monedas extrajeras? Te compartimos los detalles a continuación...